Deportivo Cuenca trabaja con la mente tranquila y el corazón caliente en la LigaPro Serie A

Integrantes del cuerpo técnico del Deportivo Cuenca son captados por el personal de prensa del Club.
Publicidad

Gabriel Schürrer confirma que tiene plantel completo para visitar mañana a 9 de Octubre en Milagro. El único ausente será Raúl Becerra. Viajó a Argentina para realizar por cinco días un tratamiento intensivo de su lesión en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo, en Buenos Aires.

El partido se jugará desde las 19:00 con arbitraje de Juan Carlos Andrade. Será la tercera vez que pite a los morlacos. Las dos anteriores también fueron como visitantes: contra Guayaquil City (3-0) y contra Aucas (0-0).

A Schürrer le preocupa el arbitraje, pero reconoce que la mayoría cumplió su trabajo de buena manera. Ahora espera que Andrade pase desapercibido en un partido en el que ambos equipos se juegan cosas importantes. Los locales luchan por salir de la zona del descenso y los visitantes, por mantenerse en zona de Copa Sudamericana.

El estado de la cancha no es un factor que le quite el sueño. “No creo que esté peor que la nuestra, la nuestra está mala”, zanjó el argentino en rueda de prensa, mientras aquel proyecto que lanzó la Alcaldía de Cuenca para darle a la ciudad un renovado estadio aún no tiene un inversionista en firme capaz de desembolsar 72 millones de dólares.

Schürrer es uno de los técnicos más exitosos en el último lustro del Deportivo Cuenca. No solo está cerca de devolverle al Club una participación internacional, sino que le tiene al equipo peleando en la parte alta de la tabla de posiciones en la segunda etapa.

publicidad

“Estamos tranquilos mentalmente y con el corazón caliente porque estamos viviendo lindos momentos y hay que disfrutarlos”, sostiene y añade que seguirán trabajando sin mirar más allá del siguiente partido, una fórmula que les ha dado resultado.

En el Expreso Austral están conscientes que el rival de turno tiene individualidades importantes, pero también una presión tremenda por mantenerse en la Serie A lo que los llevará a arriesgar más allá de cómo hayan planificado el partido.

“Ya a esta altura creo que podemos y debemos entender el partido para poder seguir sacando resultados positivos que nos acerquen al objetivo”, dice Schürrer. Hoy el equipo definirá el once abridor antes del viaje pactado para horas de la tarde.