La reproducción humana a través de las fotografías de Fabiola Cedillo

La fotógrafa, de 35 años, inauguró su nueva muestra en las salas del Museo Pumapungo. Xavier Caivinagua/El Mercurio
Publicidad

En el 2019, la fotógrafa Fabiola Cedillo empezó a investigar sobre la reproducción humana. El impulso de la investigación llegó porque en su entorno se hablaba sobre los hijos, sobre la preocupación de las mujeres de su edad (Fabiola tiene 35 años) de reproducirse.

En eso, entre las preocupaciones y lo que escuchaba, la fotógrafa se preguntó si el deseo de reproducción era por una presión social, o porque las mujeres, por su condición, tenían que reproducirse, o, porque había un instinto biológico que se despertaba.

Fue entonces que arrancó un trabajo que consistió en acercarse a las mujeres, fotografiar sus entornos, sus acciones y los ambientes en los que se desenvolvían con una cámara análoga.  

También habló con ellas, las entrevistó y fue dando forma a un proyecto que terminaría convirtiéndose en “Humanos”, una exposición fotográfica que se inauguró el 8 de septiembre en el Museo Pumapungo. 

El trabajo de Cedillo se conjuga con las piezas del Pumapungo. Xavier Caivinagua/El Mercurio

A diferencia de sus otros trabajos y muestras, Fabiola optó por vincular las piezas que custodia el museo a su exposición.

publicidad

Por ejemplo: libros, pinturas y textos del Pumapungo, junto a las fotos de Cedillo, forman parte de un solo conjunto que narra sobre la reproducción humana.

Para vincular lo uno con lo otro, la fotógrafa se tomó tres meses en los que investigó, se preguntó y trató de responderse a las preguntas planteadas al inicio de su trabajo. 

“Al hacer esta búsqueda fue reafirmando ciertos conceptos, como el hecho de maternizar a las niñas. En el archivo (del Pumapungo) encontramos varias fotos en las que niñas están abrazadas a muñecas o ejerciendo un rol de cuidadoras”, dijo Fabiola a diario El Mercurio.

Sea a través de fotos, piezas o cuadros del siglo pasado, Fabiola encontró que la reproducción y la maternidad ya imperaba entre las niñas en la Cuenca conservadora.

La tecnología en la reproducción

Para exhibir las fotos que forman parte de Humanos, la muestra fue dividida en tres espacios. Además del cultural y social, también se incluyó lo sexual y tecnológico.

En esa última temática hay un especial énfasis, ya que la tecnología y el avance de la ciencia también están presentes en la reproducción humana, como el in vitro o los vientres de alquiler.      

“Visité varios laboratorios en los que tenían distintos procesos. También recogí comentarios de los doctores porque es importante la medicina, la tecnología”, explicó la fotógrafa.

Con toda la información se armó un espacio en el que espectador puede adentrarse a los procesos tecnológicos que están detrás de la reproducción humana, a sus elementos y la concepción de: lo que no se puede llevar a cabo de manera natural, puede desarrollarse con la intervención de la tecnología.

Las fotografías fueron dividas en tres espacios en los que se narra la cultura, la sexualidad y la tecnología de la reproducción humana. Xavier Caivinagua/El Mercurio

“Lo que quiero con la exposición es mover a cada persona que visita hacia el lado que más le pulsa sobre eso. Algunos piensan que han nacido para ser madres o padres, y otros se arrepienten de haberlo sido. Algunos aman a sus hijos, pero odian la maternidad porque ha sido romantizada, porque no es como se decía que era”, opinó Fabiola.

Un nuevo proyecto

Aunque no hay una respuesta absoluta, y siempre habrá preguntas, la fotógrafa cuencana dará por terminado su proyecto sobre la reproducción cuando publique su libro fotográfico.

La obra, que se llamará Humanos, como la exposición, estará compuesto por los distintos trabajos que ha venido realizando Fabiola.

Hasta entonces, ella viajará fuera del país para empezar con un nuevo proyecto, el cual estará enfocado en indagar y fotografiar a persona que han sido adoptadas. (I)