Medallistas sudamericanas de atletismo comparten su experiencia en el U18 de Brasil

Dayanna Barreto (I) junto con su sobrina Pamela y la marchista Karen Litardo. Bolívar Sinchi/El Mercurio

Con rostros cargados de felicidad y con retos más ambiciosos llegaron, para al reconocimiento que les preparó la Federación Deportiva del Azuay, los cuatro azuayos que compitieron en el Campeonato Sudamericano de Atletismo U18, en Brasil.

Ellos contribuyeron para que Ecuador obtenga el tercer lugar por equipos y la Ecuatoriana de Atletismo sea reconocida por Sebastian Coe, presidente de la World Athletics, como una de las federaciones que más ha crecido deportivamente en el mundo.

En su primera experiencia internacional, Pamela Barreto obtuvo medalla de plata en 1.500 metros con 4m41s02c y medalla de bronce en 800 con 2m13s49c. “Aprendí mucho como me tengo que apegar al grupo y tengo que tener bastante fuerza para poder aguantar el ritmo”.

En la distancia más larga realizó un remate espectacular. Estuvo cuarta y en los últimos 80 metros conquistó la presea de plata.

“Vi que el grupo se estaba alejando de mí y dije: ahí se va mi medalla, entonces salí con todo. Dije, tengo que entrar al podio sea como sea, así me muera cuando llegue, pero me voy con la medalla”.

Pamela confiesa que no se tenía confianza en las pruebas que entrenaba, pero competir entre las mejores de Sudamérica le cambió la mentalidad.

“Tenía miedo de correr un 1.500 porque sentía que no era buena, ahora creo que gané mucha confianza en mí, de que sí puedo y soy capaz de muchas cosas”.

La primera vez que corrió un 1.500 cronometró 5m08s. No estaba satisfecha con el tiempo, pero lo que empezó a desmotivarla fueron las lesiones.

“La primera fue una tendinitis y ya no pude competir en el Campeonato Nacional de Menores. Luego tuve inicios de periostitis». Ambas por las condiciones de la pista de asfalto de Miraflores.

Para Pamela no solo fue una experiencia enriquecedora sino también inolvidable porque compartió concentración con su tía Dayanna Barreto (15 años), quien también compitió en 5.000 metros marcha.

No logró el resultado que buscaba (5ta.), sin embargo, aprendió que tiene que esforzarse un poco más en los entrenamientos para en una segunda oportunidad ir a pelear un podio.

Karen Litardo

La marchista ratificó estar entre las mejores de Sudamérica en los 5.000 metros al obtener la medalla de plata con 24m49s03c.

“Fue un buen tiempo, pero creo que pude haberle dado un poco más fuerte”, dice Karen tras confesar que aún no ha ido a clases porque tuvo que viajar antes que empiece el año lectivo 2022-2023.

Ella ingresa al Segundo de Bachillerato del Colegio Benigno Malo. Ahora se dedicará a los estudios antes de empezar un nuevo ciclo deportivo con el espejo de Glenda Morejón.

“Ella me ha inspirado bastante seguir en el deporte, solo con ver sus posiciones, sus marcas, es muy lindo”.

Juan Pablo Valdiviezo también llevó la bandera del Azuay a Brasil. Fue quinto en 400 metros vallas.