Autopsia revela cómo fue asesinada María Belén Bernal

Hallazgo María bELÉN bernal
Los restos hallados en el cerro Casitagua, cerca de la Escuela Superior de Policía, eran de María Belén Bernal.
Publicidad

El comandante de la Policía Nacional, Fausto Salinas, confirmó que la autopsia realizada a los restos de María Belén Bernal revela que murió por “estrangulamiento y asfixia”.

Así lo detalló en una entrevista la mañana de este jueves, 22 de septiembre de 2022, a menos de 24 horas de que los restos de Bernal fueran hallados en el cerro Casitagua.

“Sabemos que sucedió un hecho en el dormitorio (de Germán Cáceres, esposo de Bernal) y de ahí eso derivó a que él busque una coartada para deshacerse de la culpabilidad, lo cual no ocurrió”, dijo Salinas.

Bernal había desaparecido el pasado domingo 11 de septiembre después de ingresar a la Escuela Superior de Policía donde se encontraba su esposo, el teniente Cáceres, pero no se registró su salida.

Nuevos allanamientos

Actualización 11:20

publicidad

Dentro de las investigaciones en el caso de María Belén Bernal, la Fiscalía realizó dos allanamientos la noche del miércoles 21 de septiembre de 2022, en las viviendas de la hermana de Germán Cáceres y de una amiga de Joselyn Sánchez, quien está procesada por este caso.

Capilla ardiente

En el teatro de la Universidad Central del Ecuador, se realiza una capilla ardiente en honor a María Belén Bernal.

Familia, amigos y activistas despiden a María Belén Bernal con cantos y le rinden honores. Andrea Salazar/ El Mercurio.

En la capilla ardiente se reúnen familiares, amigos y activistas para rendirle homenaje y darle el último adiós a los restos de la abogada que fueron encontrados la tarde del miércoles 21 de septiembre en el cerro Casitagua.

«Es un crimen de Estado»

Estas fueron las declaraciones de Elizabeth Otavalo, madre de María Belén Bernal al ingresar al teatro de la Universidad Central del Ecuador.

En ese lugar, Otavalo afirmó que la muerte de su hija «es un crimen de Estado» y agregó que no parará su lucha hasta que se haga justicia y que los responsables paguen su culpa.

Declaraciones de Elizabeth Otavalo tras llegar a la capilla ardiente en la Universidad Central. Andrea Salazar/El Mercurio