La confianza es vital

Ma. Isabel Cordero

El embarazo adolescente es uno de los problemas sociales que más nos afectan. Sin embargo, poco o nada se aborda las causas que lo provocan.

En un grupo focal con adolescentes afros, ellas plantean que una de las principales causas que existen es la falta de confianza y comunicación dentro en la familia; sus padres se niegan a hablar con ellas de sexualidad y les prohíben tener pareja. Irónico que de esto resulte un embarazo, pues no, las adolescentes que no reciben educación sexual, que no tienen espacios de diálogo y confianza en sus familias, y que no son valoradas por sus seres queridos, son quienes más posibilidades tienen de iniciar una vida sexual activa, casi siempre con parejas mucho mayores y vivir un embarazo no deseado.

A esto se suma el miedo a hablar sobre sus emociones, sobre sexo seguro, y sobre relaciones afectivas saludables y libres de violencia.

Lo más grave, es que el embarazo adolescente no es el único resultado de este silencio irracional, otras niñas caen en redes de pornografía infantil y explotación sexual.

Hablar de sexualidad no es únicamente hablar de sexo, es hablar de autoestima, de respeto, de decisiones saludables y de proyectos de vida, no lo olvidemos. (O)

[email protected]