Petroecuador garantiza provisión de carburantes a industrias y el sectro eléctrico

La petrolera estatal ecuatoriana Petroecuador garantizó este sábado la provisión de carburantes, sobre todo diésel, para los sectores eléctrico e industrial, en un momento en que el país afronta racionamientos de energía por la escasez de generación en varias centrales hidroeléctricas.

Petroecuador informó en un comunicado de que ejecuta acciones para garantizar también la entrega de combustibles al sector automotriz, aéreo y de pesca.

La estatal “garantiza el aprovisionamiento de diesel para el sector eléctrico e industrial y combustibles a escala nacional”, reiteró la fuente al precisar que incluso ha previsto “descargas nocturnas” de carburantes desde el terminal “Tres Bocas”, ubicado en la provincia de Guayas, cuya capital es Guayaquil.

Petroecuador “cumple con el oportuno abastecimiento de hidrocarburos desde sus refinerías, terminales de productos limpios, depósitos, centros de distribución y estaciones de servicio para los segmentos automotriz, aéreo, pesca artesanal, industrial y naviero a escala nacional”.

El anuncio de la estatal se dio en un momento en que el país disfruta de un puente festivo de cuatro días que concluirá mañana domingo, periodo en el que se suspendieron los racionamientos eléctricos que se aplican en todo el país.

La Empresa Eléctrica Quito, que distribuye electricidad a la capital, ha anunciado que desde el lunes se retomarán los racionamientos y que se aplicarán nuevos apagones desde el lunes.

El Gobierno ecuatoriano aplicó el plan de racionamientos el pasado 27 de octubre bajo el argumento de la falta de capacidad de generación en varias plantas hidroeléctricas afectadas por la sequía.

Las autoridades ecuatorianas habían advertido la semana pasada de que los cortes de energía podían extenderse hasta diciembre si no mejoraban los caudales de los ríos que alimentan a las principales plantas hidroeléctricas, especialmente en la cuenca del río Paute, donde se encuentran las centrales Paute, Mazar y Sopladora, que en su conjunto generan unos 1.700 megavatios.

No obstante, el presidente ecuatoriano, el conservador Guillermo Lasso, ha asegurado que la crisis energética podría ser superada gracias al apoyo en el suministro ofrecido por sus vecinos Colombia y Perú, así como por acuerdos alcanzados con empresarios de su país.

Los apagones, que no se habían registrado desde hace varios años, han vuelto y generado malestar en la ciudadanía que se ha quejado de la falta de previsión por parte de las autoridades energéticas. EFE