Médico Juan Pablo Arias es declarado inocente de presunta mala práctica médica

El médico Juan Pablo Arias observa una imagen del cuerpo humano y explica detalles de la formación anatómica.

Cuenca.- Tribunal de Garantías Penales de Cuenca ratificó el estado de inocencia del médico Juan Pablo Arias, quien era acusado de presunta mala práctica profesional. La tarde de este 15 de marzo, los jueces emitieron el veredicto.

El médico fue llamado a juicio por su presunta responsabilidad en el delito de homicidio culposo por mala práctica profesional en una intervención quirúrgica donde falleció la niña Sofía, de 8 años.

La menor Sofía ingresó a un hospital el 15 de noviembre de 2019, por presentar un cuadro de amigdalitis. Luego, la menor fue sometida a una cirugía para extirpar amígdalas.

Eduardo León, abogado defensor del médico acusado, detalló que a lo largo del juicio se demostró que no existió mala práctica profesional médica. Es decir que, el profesional en todo momento observó el debido procedimiento de su especialidad. Y que cualquier médico -en este caso- habría actuado de la misma forma en determinar la necesidad de operar y ante una complicación quirúrgica derivada de una mala formación o variante anatómica de la menor.

El fiscal del caso, Fernando Sánchez, señaló que esperará el fallo por escrito y procederá a la apelación.

En el 2020, durante el proceso de investigación, el médico dio a El Mercurio su versión de los hechos.

Conoció el caso de Sofía, paciente que a decir del médico ingresó por el área de Emergencia porque la niña no podía respirar adecuadamente. Documenta que hubo una radiografía que revelaba que la paciente tenía una obstrucción en las vías respiratorias, de un 70 %.

Señala que la menor tenía antecedentes de complicaciones respiratorias. Esa vez, procedió a la examinación y explicaciones a los padres de la menor de la situación y posteriormente se acuerda con los progenitores la operación de Sofía.