Londres ve «extremadamente preocupante» decisión de Irán sobre pacto atómico

Iranians attend the funeral ceremony of slain Iranian Revolutionary Guards Corps (IRGC) Lieutenant general and commander of the Quds Force Qasem Soleimani and of other victims in Tehran, Iran, 06 January 2020. Soleimani was killed in a targeted US airstrike on 03 January 2020 in Baghdad, Iraq. (Bagdad, Teherán) EFE/EPA/ABEDIN TAHERKENAREH
Publicidad

El Gobierno británico consideró este lunes «extremadamente preocupante» la decisión de Irán de dejar de cumplir las limitaciones impuestas a su programa atómico por el acuerdo nuclear de 2015, a raíz del asesinato por Estados Unidos del comandante iraní Qasem Soleimaní en Bagdad.

En un comunicado divulgado hoy por Downing Street -residencia y despacho oficial del primer ministro, Boris Johnson-, un portavoz del jefe del Ejecutivo remarcó que «redunda en los intereses de todos que el acuerdo siga en vigor».

«Siempre hemos dicho que el acuerdo nuclear es un acuerdo recíproco y, a raíz del anuncio de Irán, estamos hablando urgentemente con otros socios sobre (cuáles serán los) próximos pasos», señaló.

Previamente, junto con Francia y Alemania, el Reino Unido instó en otro mensaje conjunto al gobierno de Teherán a «volver en plena conformidad a sus compromisos» del citado pacto de 2015.

En ese comunicado difundido por el Palacio del Elíseo, los líderes de Francia, Reino Unido y Alemania, Emmanuel Macron, Boris Johnson y Angela Merkel, respectivamente, apelaron además a las autoridades iraníes para que se «abstengan de toda acción violenta o de proliferación».

publicidad

Por otro lado, en medio de la escalada de tensión en Oriente Medio, el Ejecutivo británico ha urgido al Gobierno de Irak a que permita a las tropas extranjeras asentadas en ese país continuar allí la lucha contra la amenaza que plantea el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Con relación a ese punto, el mismo portavoz oficial recordó que «la coalición está en Irak para proteger a los iraquíes y a otros de la amenaza de Dáesh (Estado Islámico), a petición del Gobierno iraquí».

«Instamos al Gobierno iraquí a asegurar que la coalición puede continuar nuestro trabajo vital para contrarrestar esta amenaza compartida», agregó.

El primer ministro británico hablará hoy con su homólogo iraquí al tiempo que el embajador del Reino Unido en Bagdad mantiene contactos con líderes políticos en Irak.

Al ser preguntado el portavoz de Johnson si el jefe del Gobierno respalda la reciente amenaza hecha por el presidente de EE. UU., Donald Trump, cuando indicó que sus efectivos tienen como posibles blancos militares enclaves culturales en Irán, apuntó a la existencia de leyes internacionales que impiden la destrucción de patrimonio cultural.

«Hay convenciones internacionales en vigor que previenen la destrucción de patrimonio cultural», dijo en este sentido.

El ataque mortal efectuado por drones de EE. UU. el pasado viernes causó la muerte de Soleimaní, comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución de Irán, y del vicepresidente de las milicias chiíes iraquíes Multitud Popular, Abu Mahdi al Mohandes.

Esa acción ha reavivado las tensiones entre Irán y Estados Unidos y ha hecho temer a Occidente la posibilidad de que se desencadene un nuevo conflicto en el Golfo Pérsico. EFE