Los “Máster” dejan grandes enseñanzas en la pista Jefferson Pérez

Este domingo se baja el telón del Campeonato Nacional que reúne a atletas mayores de 30 años. La jornada empieza a las 07:30

Miguel Montaleza, del Club A Correr, se impuso en impulsión de bala, a Miguel Rumipulla, de Pro Runner, en la pista Jefferson Pérez, en Miraflores. BST
Publicidad

Quien dijo que la edad es un límite para lograr objetivos. Los ejemplos están a la vista durante el Campeonato de Atletismo Máster que se lleva a cabo hasta este domingo en la pista Jefferson Pérez. Decenas de atletas mayores de 30 años compiten pero sobre todo disfrutan, ríen, bromean y rememoran su época estudiantil en cada una de las pruebas establecidas por el Proyecto Cuenca Runaholic, liderado por Juan Matute.

El evento, que cuenta con el aval de la Asociación Nacional de Atletismo Máster del Ecuador (ANAME), empezó este sábado con los atletas de 70 años en adelante. No son muchos, pero los pocos entusiasman a las nuevas generaciones a practicar algún deporte. Julio Ortiz está por cumplir 80 años. Fue el único en desafiar los 100 metros planos. Vive de su jubilación como empleado civil del Ejército.

El representante de JP Running asegura que dejará de competir después que haga un Medio Maratón. “Empecé a entrenar todos los días después que me jubilé. Cuando nos reunimos con algunos amigos, a veces lloramos, porque mientras yo me mantengo estable ellos ya están andando con muletas, bastón o andadores”.

Julio Ortiz, de JP Running, fue el atleta más longevo en competir. A sus 80 años se presentó en los 100 metros llanos. BST

A Miguel Montaleza le brillaban los ojos y quería saltar de alegría al saber que recibía dos medallas de oro. El representante del Club A Correr está por cumplir 70 años. En la categoría 65-69 años se impuso en los 100 metros con 17s78c a Miguel Rumipulla, de Pro Runner (18s90c). Después, en impulsión de bala (5 kg) obtuvo el primer puesto con 6,45 metros. Se dedica a la chapistería. Su felicidad era doble porque llegaron a apoyarle su esposa y nietos.

En impulsión de bala sorprendió Joselito Poveda. A sus 56 años y cuidando la técnica alcanzó 9,51 metros. “Es como volver a ser un muchacho. Por los años las arrugas se presentan en la cara, el cabello empieza a caerse, pero mi corazón y espíritu es joven”. Joselito es Ingeniero Comercial y alza pesas.

publicidad

En el Campeonato, todos parecen conversar y llegar a un consenso cuando dicen que el atletismo es su principal vicio y difícilmente lo vayan a dejar. Para algunos es como si hubiesen encontrado el “elixir de la eterna juventud”. (BST)-(D)