- Publicidad -
Inicio Actualidad Sucesos Fuego devasta bosque en Victoria del Portete

Fuego devasta bosque en Victoria del Portete

Amplia zona de pajonal quedó en cenizas en Yanuncay-Irquis, considerada zona protegida.

Al menos diez hectáreas de pajonal y bosque primario fue consumido por el incendio en bosque protector Yanuncay-Irquis.

Un devastador incendio se propagó en el área del bosque protector Yanuncay-Irquis, en el sector Trancas, de la parroquia Victoria del Portete, en Cuenca. De acuerdo con un informe preliminar del Cuerpo de Bomberos, aproximadamente diez hectáreas de bosque primario y pajonal fueron consumidas por el fuego.

La emergencia fue reportada la noche del último martes, cuando hileras de fuego rodeaban una montaña. Al sector acudieron uniformados del Cuerpo de Bomberos abordo de vehículos equipados para el acceso en estrechas y empinadas vías de tierra.

Luego, los rescatistas verificaron la complicada condición geográfica para llegar a pie al sitio afectado y combatir el fuego. Ante esto, las labores contra el incendio fueron retomadas la mañana de ayer. Sin embargo, las condiciones climáticas -presencia de lluvia- extinguieron el incendio.

Los bomberos con el uso de vehículos todo terreno y un denominado polaris inspeccionaron la zona y constataron que el fuego estaba eliminado.

El incendio dejó un panorama desolador -un manto de ceniza cubría la montaña-. Con la luz del día se observó a conejos y ratones silvestres alejándose del pajonal quemado, al igual que aves sobrevolando lejos de lo que había sido su hogar.

Pobladores de la zona también habían participado en las labores para sofocar el fuego. La zona quemada es considerada como fuente hídrica.

Personal del Cuerpo de Bomberos de Cuenca inspeccionó la zona afectada y constató que el fuego se había extinguido en Victoria del Portete.

Prevención

En Cuenca, diferentes instituciones promueven la campaña de prevención de incendios forestales, denominada “Yo Cuido los Bosques”. Se fomentan diferentes mensajes para evitar el daño ambiental. Recuerdan a los habitantes que los incendios forestales comienzan especialmente cuando se realizan quemas de vegetación, las mismas que se descontrolan y se propagan al resto de la vegetación seca, desatándose voraces incendios.

El Código Orgánico Integral Penal (COIP), en el artículo 246, establece que la persona que provoque directa o indirectamente incendios o instigue la comisión de tales actos, en bosques nativos o plantados o páramos, será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años, aparte de una multa de cuatro a diez salarios unificados.

Se exceptúan las quemas agrícolas o domésticas realizadas por las comunidades o pequeños agricultores dentro de su territorio. Pero, si estas quemas se vuelven incontrolables y causan incendios forestales, la persona será sancionada por delito culposo con pena privativa de libertad de tres a seis meses. (KOQ)-(I)

Si como consecuencia de un incendio forestal se produce la muerte de una o más personas, la pena es de 13 a 16 años de prisión.

Salir de la versión móvil