Uso de algunas plantas medicinales en la guerra contra la pandemia del coronavirus

El eucalipto, el jengibre, limón y otras especies son parte de los remedios caseros contra la pandemia.

María Bueno recoge eucalipto en la zona de El Cebollar para hacer remedios preventivos contra el coronavirus.(XCA)
Publicidad

 

MEDICINA

“Miren como se están quedando los arbolitos por culpa de ese COVID 19”, decía hace unas tres semanas un mensaje en  una de las redes sociales que sirve de comunicación entre grupos indígenas del Ecuador, mientras se ponía fotos de los troncos con sus ramas cortadas.

Pero era sólo el comienzo de lo que significaría el deshoje de los árboles de Eucalipto no sólo en Ecuador sino en otros países, esto en un proceso de lucha de los pacientes contra la pandemia COVID 19. Aparecieron videos y audios hablando de las bondades curativas que tendría esta especie, con su fuerte aroma y su cualidad expectorante.

“En Estados Unidos venden sólo por sobres con hojas contaditas, pero con eso se están curando muchos de mis familiares de Checa, porque en Nueva York está dando parejito el coronavirus”; comentó María Etelvina Robles, habitante la parroquia Checa, del cantón Cuenca.

publicidad

Ella asegura que sus parientes desde Estados Unidos le han recomendado hacer agua con las hojas de eucalipto y hacer gárgaras pero con el agua caliente, como aguante la garganta, y otr parte tomar, siquiera tres veces al día

Desde este lunes en que se volvió a abrir el Mercado 10 de Agosto, en los puestos abiertos de alimentos como tomate, cebolla, plátano y más, complementaban los estante, cestas de jengibre y atados de eucalipto.

Ante la inexistencia de la especie en la Costa, a diario se hacen intercambios de camiones de banano con los de eucalipto, entre Cuenca y El Guayas, y entre Oña y Pasaje.

Otros como Elvia Morocho, del cantón Saraguro asegura que el eucalipto es muy bueno en vapor porque despeja las vías respiratorias. Un uniformado de Pasaje, quien prefiere no identificarse, dice sentirse fortalecido desde este lunes que empezó a hacerse vapores de eucalipto, pues hacía tres días que ya no tenía apetito ni sentía sabores ni olores, y tenía fuerte dolor de espalda,  cabeza, y fiebre, él está en aislamiento pero asegura que entró en recuperación gracias a la planta.

Alicia Guaycha, oriunda de Ponce Enríquez, radicada en Machala, tiene 54 años, asegura que el COVID atacó a toda su familia, y que les arrebató a, su esposo.

“Esto empezó desde el 22, de marzo, nos contagiamos cuatros adultos y dos niños. Él se puso grave porque tenía problemas de diabetes y bronquitis. En el hospital nos mandaron a aislarnos pero el 26 ya no podía respirar y fue hospitalizado, y el 2 de abril sólo nos llamaros a decir que falleció, yo estaba complicada con diarrea, mucho dolor de cabeza y fiebre, eran una resequedad terrible en la garganta y la boca, y además sufro de hipertensión”, relató ella.

Asegura que los demás han logrado salir gracias a la medicina natural: tomaban tres litros diarios cada uno, de agua con limón, se ponían jugo de limón y aceite de romero en la cabeza. Hacían gárgaras con limón, bicarbonato y sal; también tomaron clorofila y se sometieron a terapias de relajación; finalmente los cinco están recuperados aunque siguen aislados.(AZD)-(I)

RECUADRO

Propiedades de algunas especies

Según estudios realizados y sobre todo según conocimientos ancestrales difundidos, el eucalipto alivia resfriados y afecciones respiratorias; puede ser usado como antiséptico y desinfectante ante procesos virales. También ayuda a  descongestionar los pulmones  y a combatir el reumatismo y es muy eficaz en los enjuagues bucales.

El eucalipto además es utilizado en la medicina natural para desinfectar heridas y estimular el funcionamiento del sistema inmune. El Jenjibre  por su parte, se dice, tiene propiedades antivirales y ayuda a combatir los virus. Es de utilidad para dolencias del aparato respiratorio, como infecciones, bronquitis, tos y gripes; posee otras propiedades antiinflamatorias y analgésicas.