Vitefama amplía portafolio según la nueva realidad

La pandemia golpeó a esta industria, pues cayó considerablemente la demanda de sus tradicionales muebles de lujo

En la parroquia Ricuarte está ubicada la fábrica, en donde hoy laboran 70 personas. Archivo

Nuevos enseres comenzó a producir esta fábrica cuencana como zapateras, repisas y más


Tras 32 años de fundación la empresa Vitefama, fabricante de muebles, estuvo a punto de cerrar sus puertas debido al impacto económico que les ha generado, no solo la cuarentena y actual emergencia sanitaria sino el paro nacional de octubre de 2019.

“En la primera opción de análisis que tuvimos pretendimos cerrar la compañía, pero analizamos a fondo y vimos que teníamos una luz al final del túnel y decidimos cambiar de estrategia y continuar con las operaciones”, revela Teófilo Castro, propietario.

Teófilo Castro, propietario. Archivo

Es que la situación fue tan grave que, según revela, solo en este caso de la pandemia dejaron de vender por lo menos unos 700 mil dólares a nivel nacional.

Entonces, para avanzar y no declinar hicieron una serie de cambios como reducir los gastos fijos y los variables; y, lamentablemente dentro de esas modificaciones, dice, hubo que reducir personal de 106 hoy laboran 70.

Pero quizás la estrategia más importante que aplicaron es la ampliación de su portafolio con diversos productos.

Lo importante es no quedarse con lo establecido, sino innovar y renovar de modo constante

Al analizar el panorama actual, observaron que dentro de los hogares y oficinas ha surgido la necesidad de tener nuevos enseres por la realidad de la pandemia, que ha modificado la demanda.

Entre las propuestas, esta fábrica comenzó con la elaboración de zapateras para colocar el calzado cuando se llega de la calle, repisas, entre otros muebles complementarios orientados al cuidado y limpieza.

Financiamiento

Para implementar estas ideas lo hicieron con la misma maquinaria y recursos propios porque, según Castro, lamentablemente en cuanto al financiamiento no tienen fuentes dinámicas y de bajo costo.  “Eso si nos complica para facilitar la producción y sobre todo mantener la cadena de pagos que es lo más importante este momento”.

En todo caso, lo importante es la reactivación, para lo cual están aplicando estas y otras ideas acordes a la realidad a fin de plantear una oferta al mercado que hoy, en el caso de esta empresa que produce y comercializa bienes suntuarios, realmente se ve disminuido en su demanda.

El gran objetivo de los dueños de esta fábrica, localizada en la parroquia Ricaurte, es que las ventas despunten poco a poco para sostener la industria y los puestos de trabajo actuales que, a criterio de Castro, es lo más complicado hoy en día.

Proyectan crecimiento de ventas para fin de año, esperan equilibrar su balanza para el último trimestre de 2020.

Para todo el trabajo, por el asunto de la emergencia sanitaria, se les ha complicado la obtención de la materia prima, por lo que están utilizando más variedades locales como eucalipto y pino, además importan de Chile.


LEA TAMBIÉNhttps://www.elmercurio.com.ec/2019/07/12/por-que-consumir-tanto-producto-chino-y-no-exportar/


Esta empresa cuencana surgió en octubre de 1988 en un área de 24m2, en El Vecino, con el servicio de retapizado.

El nombre comercial Vitefama se creó de la combinación de las primeras dos letras de los cuatro socios que formaron la compañía: Vicente, Teófilo, Fausto y Marco. Por diferentes motivos, dos socios decidieron retirarse.  Más adelante la empresa cambió su actividad  principal para especializarse en la industria y fabricación de muebles.

Luego, debido a la discrepancia entre los dos últimos socios, deciden disolver en su totalidad la sociedad y Teófilo Castro, uno de los socios fundadores, decide comprar todas las acciones para conservar la compañía.  Hoy esta empresa la maneja él, su esposa Elida Salinas y tres hijos. (ACR)-(I)