La música es otra forma de celebrar a Cuenca

Captura de pantalla del videoclip de la canción de Diego Zamora. El Mercurio

Hacia finales del siglo XIX y principios del siglo XX, Cuenca sonaba a música religiosa y a música de salón, según las investigaciones de Jannet Alvarado, quien en el 2017 publicó el libro “Danzas y géneros musicales de salón en Cuenca 1870-1930”.

Por aquella época, por un lado estaban los sonidos de la iglesia compuestos por coros y órganos de tubo y armonio, y por el otro estaban los poquísimos instrumentos con los que se hacía la música de salón.

Según se recuerda en la obra “Música patrimonial del Ecuador”, de Juan Mullo Sandoval, a inicios del siglo pasado, en la casa de doña Hortensia Mata, en Cuenca, se bailaban minuetos (danza antigua) y otro tipo de bailes europeos.

Con el pasar de los años, nuevos sonidos se introdujeron en una ciudad que, para el musicólogo e investigador, Carlos Freire, tiene una diversidad de música debido al mestizaje.

“Cuenca, por su cosmopolitismo, por esta afluencia de las diversas procedencias del mundo, especialmente en las dos últimas décadas, tiene características especiales”, opinó Freire.

Para el experto, en la ciudad, desde antes de su fundación, estaban los sonidos de los cañaris, luego el de los incas, posterior a ello llegaron los españoles, a esto se sumó la música de la colonia, y continuación, con la independencia y con la influencia externa, se tocaron y se mezclaron un sinfín de melodías.

publicidad

En Cuenca no es extraño encontrarse con grupos y bandas que hacen desde baladas hasta jazz. En las calles de la ciudad, aunque mucho menos por la pandemia, hay música de todo tipo. Y en esa mezcla, no solo se compusieron canciones de la ciudad, sino canciones para Cuenca.

Melodías

Si uno preguntara a un cuencano cuál es la canción con la que reconoce a la ciudad, lo más probable es que la respuesta sea la “Chola cuencana”. Y es que esa melodía, de Rafael Carpio Abad, se ha posicionado en Cuenca como la canción insignia y ha inspirado versiones modernas como la siguiente, a ritmo de jazz:

 

Sin embargo, hay otras composiciones cantadas a la ciudad. Y entre ellas está “De mil aleros”, autoría de Renato Albornoz, quien describe a la Cuenca caracterizada por su patrimonio arquitectónico, por sus sonidos mañaneros y olores.

 

A las canciones para Cuenca se sumará la canción del bicentenario de independencia, que será presentada el próximo 3 de noviembre, en la sesión solemne que se celebrará en la ex Escuela Central.

En septiembre pasado, la Dirección de Cultura lanzó una convocatoria que fue ganada por Xavier Crespo quien escribió “Cuenca Bicentenaria”, una balada que está lista por los 200 años de emancipación. Y en estos días ha sido grabado el video de la canción en varios espacios de la ciudad.

 

El compositor Diego Zamora presentó la canción «Cuenca majestuosa, Cuenca bicentenaria». En el video aparecen más de 80 músicos de diferentes géneros y otros artistas de la ciudad.

 

El músico Carlos Grijalva también su sumó a la conmemoración a la ciudad con la canción «Cuenca del Ecuador».

 

Por su parte, Martha Encalada Torres y Paúl Orellana presentaron «Cantares del Alma Cuencana».

La banda Ayllu Llakta presentó una canción basada en una obra del escritor Jorge Dávila Vázquez, que se titula: “Sinfonía a la Ciudad Amada”.

El músico Darwin Zúñiga compartió una canción de su letra y música y en el videoclip participan otros artistas cuencanos.

Mientras que el cantautor Fernando Álvarez y el músico Rubén Mosquera preparan un pasacalle denominado “Cuenca de cholas bordadas”, que será estrenada en un mes, en el marco del bicentenario de independencia.

Canción y poesía para Cuenca

Fernando Álvarez compartió para El Mercurio las letras de sus composiciones en homenaje a la ciudad emancipada.  

CUENCA DE CHOLAS BORDADAS

A paso rebosado

Bajo el rayado del Sol

Se van Se van las cholas

Se van para la fiesta

Con sus morenas trenzas

Y zapatos de charol

Ahí van ahí va las cholas

Ahí van para la plaza

Vestidas de colores

Se van para la danza

Cuenca bordada de cholas

Bella tierra luminosa

Como luce orgullosa

Por criolla y española

Ahí van ahí van las cholas

Ahí vuelven de la fiesta

Meciendo sus polleras

Se van para sus casas

Cuencanita tu mi chola

Hija hermosa de los Andes

Con sombrero de paja toquilla

Y bordados de castilla

¿Conoce otra canción que haya surgido en honor a Cuenca y no se encuentra en esta lista? Le invitamos a dejarnos un comentario en nuestra redes sociales.