“El buen vivir”

Hernan Deleg Pacheco

La modernización científico-técnica que ha separado a la naturaleza de los seres humanos, y por eso su tendencia a dominarla, explotarla y destruirla, con procesos económicos insostenibles, por la irracional explotación de la naturaleza y de los animales; llegado a la era del hiperconsumismo y la contaminación…quizá superaremos puntualmente la actual crisis económica, pero degradamos a un más nuestro planeta, nuestra casa común.

El buen vivir, nos plantea la armonía entre la sociedad y la naturaleza, y el covid-19, que es terrible, pero tal vez sea una oportunidad para que la sociedad se replantee cual debe ser la relación con la naturaleza; porque desde la extensión mundial de la pandemia del covid-19, en numerosos países existe un redescubrimiento de las maravillas de la naturaleza, ocultas muchas veces por la polución ambiental, por el desconocimiento; talvez el ejemplo más impactante, sea la posibilidad de mirar y caminar, sobre nuestras riberas de los ríos, y montañas de la cordillera de los Andes.

La pandemia nos está demostrando que se puede revertir el curso de la polución ambiental, modificando patrones de conducta de una industrialización desenfrenada, gracias a los recursos naturales de los países pobres y de crisis económica, donde predomina la ley del embudo.

Apareció el covd-19 y el mundo se paralizó, los aviones ya no surcan como antes, las industrias aparecen semi paralizadas, y la contaminación sonora en las ciudades han disminuido; pues desde varios años se viene cuestionando el modo de vida en nuestras ciudades, donde el Covid-19 hace estragos, porque las personas hacinadas y atrapadas por el cemento, a que fluyen por oportunidades de trabajo; se quedan atrapados, por la dificultad de mantener la distancia social. (O)

publicidad