Recepción definitiva de hidroeléctricas Sopladora y Minas-San Francisco

El Gobierno suscribió ayer las actas de recepción definitiva con las constructoras.

La central hidroeléctrica Minas-San Francisco se ubica en el límite de las provincias de Azuay y El Oro. Cortesía

El Gobierno Nacional recibió ayer de forma definitiva las centrales hidroeléctricas Sopladora y Minas-San Francisco.

Los proyectos que están en operación comercial desde el 2016-2017 y 2019, respectivamente, generan un total de 757 Megavatios (MW) de energía para el país.

La suscripción de las actas de recepción definitiva de las centrales tuvo lugar en las oficinas de la Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC-EP), en la ciudad de Quito. El acto fue restringido y se transmitió de forma “virtual”, debido a la emergencia sanitaria del COVID-19.

Iván Hidrobo, gerente de la Unidad de Negocio CELEC-SUR de la CELEC-EP, explicó que en el caso de la central Sopladora se firmó el acta de recepción definitiva luego de sanear las discrepancias para la liquidación económica que duró cerca de cuatro años. “Este contrato tuvo un desenlace de acuerdo a algo que está previsto en la ley como es una recepción de pleno derecho ejecutada por parte de la contratista China Gezhouba Group Company CGGC-FOPEC”.

La recepción provisional fue el 5 de abril de 2017. A partir de esta fecha se llevó un largo proceso incluso con mediación para dicha liquidación.

publicidad

Hidrobo recalcó que en el proyecto se invirtió unos 900 millones de dólares que incluyen contratos de construcción, fiscalización y reajustes de precios contractuales.

Sobre la central Minas-San Francisco, Hidrobo, señaló que se cumplió con el cronograma establecido con la contratista Harbin Electric International CO. LTDA.

La recepción provisional fue el 17 de septiembre de 2019, mientras que el 2 de junio de 2020 fue la recepción definitiva de las obras civiles. Ayer la recepción definitiva de los equipamientos con lo que se da por terminado en su totalidad el contrato. En el proyecto se invirtió unos 479 millones de dólares.

Características  

Casa de máquinas de la central Sopladora. El proyecto genera 487 MW de energía al país. Cortesía

La central hidroeléctrica Sopladora -que es parte del Complejo Hidroeléctrico Paute Integral que se compone también por las centrales Mazar y Molino- se ubica en el límite de las provincias de Azuay y Morona Santiago.

El proyecto genera 487 MW, y se caracteriza por una casa de máquinas que aloja tres unidades generadoras de 162.3 MW cada una, con turbinas tipo Francis. También cuenta con un casa de transformadores con tres transformadores de 13.8/ 230 Kilovatios (KV).

Sopladora desde el 2016 hasta el primer trimestre de 2021 ha generado 10.695 Gigavatio-hora (GWH) de energía. También ha significado para el Estado un ahorro de cerca de 347 millones de dólares por la no utilización de combustibles fósiles.

Mientras tanto, la central Minas-San Francisco está en el límite de las provincias de Azuay y El Oro, y aprovecha el potencial del río Jubones.

La central produce 270 MW, y se caracteriza por tres unidades de generación tipo Pelton de 90 MW cada una. El proyecto, desde el 2019 hasta la fecha, ha generado 2.452 GWh, y un ahorro al Estado de alrededor de 215 millones de dólares por la no utilización de combustibles fósiles. (BPR)-(I)

DETALLE 

Las centrales también generan obras de compensación en las zonas de influencia. Por citar con la central Minas-San Francisco se invirtió alrededor de 5.3 millones de dólares en comunidades de Azuay y El Oro.