Organización hemisférica rechaza «grave golpe» a la democracia en El Salvador

El Frente Hemisférico por la Libertad, una organización compuesta por representantes de partidos políticos y de organizaciones no gubernamentales, congresistas, exdiplomáticos y académicos de 15 países, rechazó este lunes «los graves golpes dados a la democracia en El Salvador».

El Frente hizo suyas en un comunicado las declaraciones del diputado opositor salvadoreño Ricardo Godoy, del partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena), y del congresista demócrata estadounidense Albio Sires en rechazo de la destitución de jueces del Tribunal Supremo y del fiscal general de El Salvador por parte de la Asamblea Legislativa dominada por el oficialismo.

«Una cosa es contar con mayoría y otra agarrarse con la democracia a patadas», dijo Godoy en una declaración que acompaña al comunicado.

La Asamblea Legislativa que tomó posesión el sábado 1 de mayo con amplia mayoría oficialista destituyó a los cinco magistrados titulares y a sus suplentes de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, así como también al fiscal general Raúl Melara, lo que ha generado polémica y condenas internacionales por lo que consideran un ataque a la independencia de los poderes.

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, ha respondido que se trata de un asunto interno de El Salvador, un país donde se «está limpiando la casa».

publicidad

Las destituciones son «un abuso del poder, un acto ilegal de venganza, y un gran paso hacia el autoritarismo», opinó el congresista Albio Sires, nacido en Cuba y miembro de la Cámara de Representantes de EE.UU. por un distrito de Nueva Jersey.

En un mensaje por Twitter, Sires opinó que si Bukele no da marcha atrás en esas acciones, el Gobierno de EE.UU «debe disminuir la cooperación con su Gobierno».

Por su parte, Godoy señaló en su declaración que la nueva legislatura del Congreso de El Salvador, que inició el 1 de mayo, lo ha hecho al estilo de países donde «hoy tienen más hambre que libertad».

Godoy mencionó a Venezuela y Cuba al pedir a la sociedad que esté atenta ante los intentos de llevar a El Salvador por «caminos de confrontación» como en esos dos países.

El Frente Hemisférico por la Libertad se creó este año en una reunión en Miami «para alertar y educar a los pueblos de América Latina que están en riesgo de perder sus libertades y democracia, y de colaborar en los esfuerzos de los países esclavizados a liberarse de sus opresores comunistas».

El Acta de Constitución del frente se fundamenta en «el peligro creado por fuerzas políticas poderosas, entre ellas los regímenes comunistas de Cuba y Venezuela, que en alianza con China Comunista, Rusia e Irán, están desarrollando una intensa labor clandestina en varios países de América Latina para llevar al poder grupos políticos de ideología comunista». EFE