Personas, autoridad y las leyes

Claudio Malo González

¿Qué es ley?: “Ley es lo que manada el rey”, de alguna manera, es una síntesis del absolutismo. La democracia superó este sistema autoritario y el primer mandatario es un delegado temporal del pueblo que lo eligió, no para hacer lo que le dé su regalada gana, sino para administrar el Estado, organizado dentro de un sistema jurídico que representantes del pueblo lo establecieron a lo largo de los años. Una democracia funciona gobernada por las leyes y las instituciones del Estado. El Presidente de la República es el primero que debe observarlas como ejemplo ciudadano.

Para bien o para mal, los seres humanos somos diferentes, con ideas distintas sobre el ordenamiento social y aspiraciones futuras. Esencial a la democracia es el respeto a estas diferencias, ya que cada ciudadano tiene un mundo distinto. Para consolidar este sistema, la división de poderes es fundamental y el presidente es el primero que debe consolidarla y respetarla. Los gobernantes tienen ideas personales distintas, pero, su mundo interno en la gestión pública, debe estar supeditado al ordenamiento colectivo.

Hace unos días la corte constitucional tomó una decisión sobre el controvertido tema del aborto al despenalizar el que proviene de violación. No se debe olvidar el fuerte peso que en este problema tienen las creencias religiosas. El presidente electo, por escrito, manifestó que es católico y en su vida privada actúa conforme a estos principios, pero, como presidente, respetará las decisiones de los poderes para consolidar la institucionalidad del país. Un muy positivo anuncio para superar el caudillismo del correato. Esperamos que en el ejercicio del poder estas buenas intenciones se hagan realidad. (O)

publicidad