Política

Catalina Sojos

La decisión de la Corte Constitucional, sobre la despenalización en el caso del aborto por violación, pudo significar una cáscara de plátano para el presidente electo debido a sus particulares creencias, sin embargo, Guillermo Lasso ha preferido respetar la decisión y, con ello, logra calmar el avispero antes de que despierte; en un asunto tan peliagudo, en el que cada quién tiene su opinión. Es importante que las autoridades mantengan cabeza fría y no intervengan en los otros espacios de poder, de esta forma, el Estado laico en el que vivimos no se ve disminuido y se fortalece la incipiente democracia. Interesante postura ante un país que declara al matrimonio igualitario y otros temas sensibles como urgentes y de primer orden. En cuanto a la resolución de la Corte, la eliminación de cuatro palabras “persona con discapacidad mental” ha logrado marcar un hito en la historia del derecho en nuestro país. Si así llueve que no escampe, las convicciones personales de un mandatario deben quedar en su casa y en su iglesia, puesto que, nuestro país es multicultural, diverso y con libertad de expresión. El ejemplo del presidente electo debe ser considerado como un buen pronóstico para lo que será su gobierno, puesto que, las imposiciones, restricciones, argucias dictatoriales y otras iniquidades deben quedar en el pasado. Que así sea. (O)

publicidad