- Publicidad -
Inicio Cultura Los ecuatorianos prefieren las plataformas de «streaming» a las salas de cine

Los ecuatorianos prefieren las plataformas de «streaming» a las salas de cine

En Ecuador ya se ofertan más de cinco plataformas digitales que cuentan con cientos de películas. Xavier Caivinagua/El Mercurio

Fue un hecho que, en medio del confinamiento y de las restricciones que se impusieron por la emergencia sanitaria, la población se volcó hacia las plataformas de “streaming” para entretenerse con el contenido internacional que ofertan continuamente esos virtuales.

Sin embargo, esa costumbre de consumir material audiovisual a través de los servicios digitales se ha mantenido, a tal punto que los hábitos de ir al cine se disminuyeron en Ecuador, primero por la pandemia, y segundo por la diversidad de opciones que tiene la población.

La pantalla grande, por lo menos en el país, está batallando contra Disney+, Netflix, Amazon Prime, Movistar Play, Directv Go, y la recién llegada: HBO Max, y, al parecer, esa batalla la está perdiendo.

De acuerdo a los datos recogidos por el Boletín Estadístico Trimestral de la Cinematografía en Ecuador, entre el 1 de enero y el 31 de mayo de este 2021, solo 1.384.090 personas asistieron a los cines del país. En el mismo lapso, pero en el 2020, el número de asistentes fue de casi tres millones.

En cambio, en el 2019, el número de personas fue todavía mayor: alrededor de 9 millones vieron una película en los cines del Ecuador.

Para Juliana Andrade, cofundadora del colectivo Tertulia Cinema, la disminución de asistentes en las salas de cine ya se nota desde hacía diez años, principalmente por la continua oferta de plataformas de streaming.

“Es evidente que es por el tema de la llegada de las plataformas digitales en las que el consumidor se acomodó en recibir esta información en sus propios hogares, por la facilidad que el internet nos proporciona y es triste porque ya no se vive la experiencia de ir al cine con la familia, con los amigos”, opinó Andrade.

Hasta hace un par de años, los cines de Ecuador solo competían con Netflix y con los sitios en donde vendían las películas “piratas”, no obstante, incluso esos espacios que en el país nunca fueron considerados ilegales por vender copias de producciones del mundo están desapareciendo.

Pero en el último año en Ecuador ya funcionan Disney+, que tiene la franquicia de Marvel; Amazon Prime, que se quedado con algunos contenidos de Netflix; HBO Max, que cuenta en su catálogo con Juego de Tronos; Directv Go, que hasta hace unos días transmitió la Copa América y la Eurocopa.

Contra todos los contenidos de las plataformas mencionadas tienen que lidiar las salas de cine, que este año ha recaudado, por taquilla, 6.131.213,63 dólares.

Una experiencia fraccionada

Los hábitos de consumo actuales resultan penosos para Francisco Álvarez, director del festival internacional Cámara Lúcida, debido a que el cine siempre fue un espacio de encuentro, una sala oscura que permite vivir una experiencia a través de una película que fue hecha para verla en la pantalla grande y no en una plataforma virtual.

“Si bien las plataformas te permiten acceder a películas a través de una pantalla individual, eso me parece peligroso porque la experiencia de ver una película en un teléfono se vuelve fragmentaria. Por lo general hay un abandono gigantesco. Yo estoy seguro que ni la mitad de las películas que están en las plataformas llegan a una visualización finalizada”, dijo Álvarez.

Para el cineasta, ante esta realidad, es urgente y necesario que las instituciones trabajen el territorio cinematográfico, por un lado, y por el otro, que se promueva la producción de películas ecuatorianas que sean exhibidas en salas de cine y no únicamente en la web, como se ha venido impulsando en este año pandémico.

“Yo creo que existen otros tipos de ejercicios cinematográficos y audiovisuales, que tienen mucho más carácter y mucha más potencia que necesitan una verdadera atención, y en ese sentido yo creo que Ecuador tiene una potencia grandísima en la producción documental, que de verdad representa al país en festivales internacionales”, dijo Álvarez.

Los cineastas están a la espera de acciones por parte del Ministerio de Cultura, que en el gobierno de Lenín Moreno, cuando Juan Fernando Velasco fue ministro, decidió que el Instituto de Cine y Creación Audiovisual se fusionara con el Instituto de Fomento de las Artes, Innovación y Creatividad para dar paso al Instituto de Fomento a la Creatividad y la Innovación.

Aquella fusión, para el sector audiovisual, solo ahogó aún más a las producciones cinematográficas del Ecuador, que en los últimos años había producido docenas de películas a través de sus convocatorias.

¿Qué les gusta a los ecuatorianos?

En el Boletín Estadístico Trimestral de la Cinematografía en Ecuador se agregaron las estadísticas de los géneros que más están consumiendo los ecuatorianos, hasta el 9 de junio, en tres plataformas: Netflix, iTunes y Google Play.

En el caso de Netflix, el 60% ve producciones animadas, el 20% el género aventura, el 10% drama y el 10% comedia.

Mientras que, en iTunes, el 50% miró películas de acción, el 20% producciones animadas, el 20% drama y el 10% Sci Fi.

Por otro lado, en Google Play, el 60% vio películas de acción, el 20% dramas, el 10% aventuras y el 10% Sci Fi.

Esta información, para el Instituto de Fomento a la Creatividad e Innovación, espera que sirva para que sea una guía referencial sobre los hábitos de consumo de los ecuatorianos y los efectos a corto plazo que tiene en las salas de cine.

DATOS

Los géneros de películas más vistos en el cine entre el 1 de enero y el 31 de mayo de 2021 fueron: acción y drama.

En total, en este 2021, se estrenaron 66 películas en Ecuador, de las cuales, en su mayoría fueron de terror.

En el mismo periodo, el 50% películas que se estrenaron en Ecuador fueron norteamericanas.

La población ecuatoriana prefirió, en un 79%, a las películas procedentes de América del Norte.

Este año se estrenaron tres películas ecuatorianas, las cuales tuvieron un total de 3.162 asistentes.

Dos de las películas que más vieron los ecuatorianos este año, en Netflix, fueron Shrek 2 y Shrek 1.

En cambio, en iTunes Store, las películas más alquiladas por los ecuatorianos fueron Wonder Woman 1984 y Tenet.

Salir de la versión móvil