La igualdad de género, un asunto pendiente en la agenda iberoamericana

Publicidad

América Latina es una de las regiones del mundo con más feminicidios, ellas cobran menos que ellos y hay profesiones que las mujeres tienen vetadas por ley. Invertir esta situación fue una de las prioridades de la titular de la Secretaría General Iberoamericana (Segib), Rebeca Grynspan, a su llegada al organismo, algo que en el 30 aniversario de las Cumbres Iberoamericanas está aún muy lejos de lograrse pero que ya se encuentra en la agenda política y social iberoamericana.

En los últimos años, la Segib, el organismo que junto a los países de la región organiza las Cumbres, hizo especial hincapié en estrategias a favor de la igualdad de género y prestó especial atención en localizar las leyes discriminatorias que impiden aún hoy el empoderamiento económico de las mujeres.

«Hay muchas agendas que nos han dividido y son peleas que tendremos que dar, pero la agenda del empoderamiento económico, de eliminar las leyes discriminatorias, es una agenda que une y no que divide», asegura a Efe Grynspan.

En esa línea, cree que «es un buen momento» para introducir esos temas «en la agenda política y de discusión democrática»: «Es un buen momento para avanzar».

LAS LEYES QUE AÚN IMPIDEN AVANZAR A LAS MUJERES

publicidad

El informe “Avance y retos legislativos en materia de autonomía y empoderamiento económico de las mujeres en Iberoamérica”, de la Segib y ONU Mujeres, pone de relieve las legislaciones que aún escoran a las mujeres e impiden que progresen en el ámbito laboral.

El estudio analiza, país por país, cuestiones desde la diferencia salarial a la falta de protección de las trabajadoras domésticas, pasando por la protección de la maternidad, la prohibición de ciertos trabajos para las mujeres o la no discriminación por cuestiones de género.

«Iberoamérica ha avanzado mucho pero aún le queda mucho por hacer, aún hay grandes vicisitudes entre los países», declara a Efe la excanciller argentina Susana Malcorra, miembro del Global Women Leaders, una alianza de mujeres del mundo del multilateralismo que luchan por la igualdad de género.

Para Malcorra este estudio, «que no apunta con el dedo» a los países sino que hace «inventario» sobre esas leyes, provoca que «muchos países empiecen a moverse»

«Ha sido muy importante que se instale en la agenda, el informe solo hace la foto, toca temas sin señalar a nadie, pero ayuda y el hecho de que los jefes de Estado discutan sobre esto en la Cumbre, hace que sirva para que se comparen con otros países», valora.

Pese a su optimismo, alerta de que tanto el multilateralismo, Naciones Unidas y la agenda de género en el mundo están «asediados»: «La agenda lleva cinco años estancada y hay quien tiene intención de ir hacia atrás en los avances».

LA IGUALDAD DE GÉNERO, UN TRABAJO PENDIENTE CON «SIGNIFICATIVOS» AVANCES

La directora regional de ONU Mujeres para América Latina y el Caribe, María-Noel Vaeza, apunta a que la región tiene aún «trabajo por hacer», pero ha logrado «significativos» avances en materia de género.

«A lo largo de las últimas décadas, la región ha realizado un notable progreso y ha conseguido importantes avances normativos en materia de igualdad de género y derechos humanos de las mujeres», analiza.

La uruguaya considera que la región «ha hecho un progreso significativo» en la prevención y en la respuesta a la violencia de género, «con 32 países que han adoptado la primera generación de leyes que sancionan la violencia que ocurre en el ámbito doméstico».

Asimismo, subraya que 18 países cuentan ya con legislación «que criminaliza el feminicidio con sanciones más severas que las aplicadas al homicidio», y 13 estados tienen «leyes integradas de violencia» contra las mujeres y niñas.

Vaeza cree que las Cumbres Iberoamericanas son «espacios importantes» para lograr «los compromisos políticos necesarios» para avanzar en la igualdad y recuerda que la última edición de este foro, la Cumbre de Andorra de este año, reconoció la violencia de género como «uno de los mayores desafíos para la región»

En esa línea destaca la aprobación de la Iniciativa Iberoamericana para Prevenir y Eliminar la Violencia contra las Mujeres, que a su juicio «fortalece las respuestas nacionales para combatir y erradicar todas las formas y tipos de violencia contra las mujeres». EFE