Saúl Wamputsrik apunta al Sudamericano después de cumplir una cuarentena obligatoria

El marchista cuencano Saúl Wamputsrik entrenó este lunes en el sector del parque de La Madre. Bolívar Sinchi/El Mercurio

Saúl Wamputsrik retornó este seis de septiembre a sus entrenamientos presenciales después de una cuarentena obligatoria en Turquía.

El pasado 21 de agosto el atleta de 16 años terminó en un honroso décimo tercer lugar en 10.000 metros marcha durante el Campeonato Mundial de Atletismo U20, en Nairobi, Kenia.

Tras detectarse casos positivos de COVID-19, todos quienes tuvieron contacto con los atletas contagiados ya no pudieron seguir con el viaje de retorno a sus respectivos países.

“Tuve que estar en cuarentena un par de semanas, pero gracias a Dios la Federación Ecuatoriana de Atletismo (FEA) hizo bastantes gestiones y pudimos volver”, dice el subcampeón sudamericano U20.

En un cuarto pequeño, con temperatura alta, intentó ejercitarse un poco para no perder demasiado el físico y se cuidó principalmente de la alimentación para no subir de peso. “Creo que es lo que más te complica a la hora de querer volver a empezar a retomar los entrenamientos”.

El domingo cinco de septiembre finalmente pudo regresar a casa y el lunes asistió al primer entrenamiento con miras al Campeonato Sudamericano U18 a desarrollarse en la ciudad de Encarnación, Paraguay, el 25 y 26 del presente mes.

El profesor Luis Urgilés se enfocó más en un trabajo regenerativo, porque el cambio drástico de temperatura y los casi 15 días sin poder entrenar de forma normal, no le tenían a Saúl al 100 % de su capacidad.

“Estamos tratando de recuperarle, todavía le veo un poco tieso, está medio débil, incluso creo que se le ha bajado bastante la altura, vamos a ver cómo le recuperamos en estas tres semanas”, indica Urgilés.

En la proyección de la FEA, el cuencano es candidato a medalla de oro sudamericano en 10.000 metros marcha al tener una marca de 42 minutos y 53 segundos. Si bien no está en plenitud de condiciones, por una situación ajena a su voluntad, asegura que hará todo lo que esté a su alcance para representar de la mejor manera al país.

Que le señalen como favorito al podio, no le inyecta presión, todo lo contrario, dice que le motiva saber que confían en su potencial, no obstante, procura liberarse de ese tipo de cosas para estar más tranquilo.

“Sabemos lo que tenemos que ir hacer allá y Dios también tiene todo planificado para nosotros, entonces tenemos que ir y dar lo mejor como lo hacemos en todas las competencias”. (BST)-(D)