Los puentes colgantes marcan la historia del cantón Paute

La creciente del río Paute, de abril pasado, afectó el puente colgante de Tutucán. El municipio hizo una intervención emergente. Cortesía
Publicidad

La estructura de Tutucán fue recientemente intervenida. Mientras la de Zhumir se mejoró a fines de 2020.

En menos de un año han sido intervenidos los dos puentes colgantes de Paute: el de Zhumir y el de Tutucán que marcan un antes y después en la historia del cantón.

El puente de Tutucán fue el último en recibir un mantenimiento emergente a raíz de la creciente del río Paute, de abril del presente año, que afectó parte de su estructura.

Los habitantes consideran estos puentes colgantes como un símbolo del nuevo Paute luego del desastre de La Josefina de 1993. Los puentes suman juntos unos 280 metros de luz y son de los más grandes de este tipo en la zona oriental de la provincia del Azuay.

La población recuerda los momentos difíciles cuando se rompió el dique que se formó en el sector de La Josefina debido al colapso del cerro Tamuga. Las aguas del río Paute -que se represaron por un mes- desfogaron con tal fuerza que arrastraron todo lo que encontraron a su paso: casas, vías y hasta puentes.

publicidad

Víctor Hugo Cobos, historiador y escritor pauteño, recordó que antes de 1993 existían unos cuatro puentes entre carrozables y peatonales para facilitar el traslado de personas, que en el caso de la zona de Tutucán, tenían que usar balsas para llegar de orilla a orilla.

En su libro intitulado “Paute y su historia” se menciona sobre un antiguo puente colgante en Zhumir construido desde 1889 por una familia de apellido Ordóñez. Ese puente deteriorado por el paso de los años colapsó en 1993. 

Cobos se refirió a que el Consejo de Programación de la Cuenca del río Paute y sus Afluentes -creado para ayudar a los damnificados y subsanar los daños provocados por el desastre de La Josefina- y la comunidad de Noruega fueron importantes para la construcción del actual puente colgante de Zhumir.

Mientras que el recordado Beat Anton Rüttimann, más conocido como  “Tony El Suizo”, quien nació el 21 de agosto de 1967 en la zona de Pontresina, Engadin (Suiza), fue el mentalizador de la construcción del puente colgante de Tutucán.

Las dos estructuras sobre el río Paute se implementaron luego de 1993, es decir tienen casi tres décadas en funcionamiento.

La municipalidad, a través de un contratista, mejoró a fines de 2020 el puente colgante de Zhumir, de unos 180 metros de luz y que conecta con los poblados de Algarroba, Uzhupud, Copzhal, entre otras comunidades de la parroquia rural de Chicán.

De acuerdo con Juan Diego Vélez, técnico del Municipio de Paute, se dio mantenimiento al tablero, además que se cambiaron todos los tablones, péndolas y pasamanos del puente, entre otras labores con una inversión de alrededor de 40 mil dólares. Paute.- (BPR)-(I)

Mantenimiento emergente

El Municipio, por administración directa, ejecutó un mantenimiento emergente en el puente colgante de Tutucán de unos 100 metros de luz que terminó hace unas tres semanas. El puente conecta la terminal terrestre con el sector de Tutucán.

Los trabajos se emprendieron debido a que el nivel del río llegó a la altura del tablero del puente provocando daños en dos módulos de la estructura por el arrastre del material.

Juan Diego Vélez, técnico del Municipio de Paute, comentó que se repararon los módulos afectados, además de mejorar el cableado y se pintó la estructura con una inversión de cerca de mil dólares.

“Aspiramos contar en el 2022 con recursos para dar un mantenimiento similar a lo hecho en el puente colgante de Zhumir”, aseveró el técnico. (I)

DETALLE

Los puentes colgantes de Zhumir y Tutucán son parte de los atractivos del parque lineal del cantón Paute, ubicado a lo largo de la avenida Luis Enrique Vásquez.