Mario Pons defiende su derecho a una pensión vitalicia

Mario Pons en su visita a Cuenca junto a Jefferson Pérez. Cortesía
Publicidad

Varios logros del deportista cuencano, Mario Pons, hicieron que desde 1995 reciba una pensión vitalicia por parte del Gobierno Nacional, no obstante, desde agosto de 1999, el pedalista azuayo dejó de percibir este pago y desde entonces ha mantenido una batalla legal para que este derecho –que por ley le corresponde- tenga un camino de arreglos.

Los abogados Sebastián López y Xavier Molina junto a Pons –quien reside en Estado Unidos desde hace 34 años-  en una entrevista con Diario EL MERCURIO, explicaron la situación de la demanda, que en primera instancia tuvo un dictamen positivo para el pedalista.    

El ciclista azuayo ostenta la medalla de oro en los Juegos Deportivos Bolivarianos Cuenca 1985 en velocidad, además de su campeonato sudamericano en la prueba de contrarreloj  en Arequipa, Perú en 1990.

 “Se presentó una Acción de Protección en la que se indica que se vulneraron los derechos de igualdad formal, material y no discriminación de Mario. Efectivamente hubo depósitos desde 1995 hasta 1999, pero de manera injustificada, se dejó de cumplir con el pago de la asignación. En 2006, la Secretaría Nacional de Cultura Física, Deportes y Recreación emitió un informe favorable, pero este no se cumplió”, explicó López.   

El profesional del derecho, es enfático que no hay razones para que el excampeón panamericano, sudamericano y bolivariano haya salido de esa lista de glorias deportivas que perciben dos salarios básicos.  

publicidad

“Existe una sentencia favorable de esta demanda en primera instancia, que tiene el carácter de cumplimiento inmediato, no obstante todo dependerá de la Corte Provincial del Azuay, por la apelación del Ministerio del Deporte. De igual manera hay que considerar que los deportistas que fueron campeones en esos mismos periodos reciben este pago, como es el caso de Rolando Vera, Andrés Chocho, Miriam Ramón, John Jarrín (+) y Carmen Malo. Solicitamos que se realice el pago de las pensiones no canceladas hasta la presente fecha, además que el ministro del Deporte haga extensiva una disculpa pública”, añadió.

De su lado, Pons, comentó que por más de 20 años, los directivos que en su momento se encontraban a cargo del máximo organismo público del deporte, le daban trabas a cualquier petición, sin embargo agradece a los dirigentes como Ernesto Cañizares, que ayudó a certificar los triunfos del cuencano, quien actualmente tiene 51 años y trabaja como representante de seguros médicos.
“Queremos marcar un precedente, esta injustica tiene que ser corregida. Las autoridades nos daban largas y esto no debería pasar, esperemos que esto en la actualidad cambie. Los que representamos al Ecuador merecemos una vida digna”, dijo. Por ahora, Pons anhela que esta situación se arregle y en su momento regresar al país para apoyar el trabajo de las nuevas promesas del ciclismo. Hasta entonces continúa preparándose para eventos futuros en Norteamérica. “A más de ruta también incursioné en montaña. Estoy a la espera de alguna competencia en la categoría máster”.