Se alista el Pase del Niño Viajero

Publicidad

La Arquidiócesis de Cuenca ha mantenido tres reuniones con las autoridades locales para socializar el Pase del Niño Viajero, a desarrollarse el próximo 24 de diciembre. Por el momento, cuentan con el plan de contingencia, el mismo que debe ser aprobado por el Comité de Operaciones de Emergencia Cantonal (COE-C).

Joffre Astudillo, secretario de comunicación de la Arquidiócesis de Cuenca, indicó que una de las sugerencias por parte de las autoridades es que el Pase se realice por la avenida Huayna Cápac y no por el Centro Histórico, como es la tradición. “Consideraron conveniente iniciar desde la avenida Pumapungo, con dirección a la avenida González Suárez”, señaló.

Como una forma de conservar la tradición religiosa, se tiene previsto que el Niño Viajero realice un corto recorrido por la calle Simón Bolívar y descienda por la calle Mariscal Sucre con dirección a la avenida Huayna Cápac, antes de iniciar con el Pase. Un vehículo será decorado para el traslado de la imagen.

La Arquidiócesis está tomando en cuenta todas las sugerencias de las autoridades y esperan la autorización, sin embargo, el secretario de comunicación informó que los resultados de las reuniones han sido favorables. “En noviembre se desarrollaron múltiples eventos por la Independencia de Cuenca y los resultados fueron favorables. Si nosotros cumplimos con los requerimientos, estamos confiados que se autorizará el evento religioso”, dijo. De igual manera, será un evento que congregará a fieles en un lugar abierto, que transitarán por la avenida Huayna Cápac y no permanecerán en un punto fijo.

Carros alegóricos

publicidad

Se tiene previsto contar con carros alegóricos. Los interesados en participar deben acudir a la secretaría de la Arquidiócesis de Cuenca, ubicado en la calle Simón Bolívar. “Elaboramos una base de datos y entregamos un documento con los protocolos que se deberán cumplir”, dijo. El sacerdote Joffre Astudillo, explicó que se está entregando sellos para colocar en los vehículos.

Entre las sugerencias para los fieles que estarán presentes con sus autos están: contar con el carnet de las dos dosis de la vacuna contra la COVID-19, uso de mascarilla, alcohol y respetar los protocolos de bioseguridad. “Está abierto un registro para 150 vehículos. De esta manera controlaremos el aforo. También contaremos con la presencia de las Fuerzas Armadas, quienes nos ayudarán a velar por la seguridad y control, para que todo se desarrolle en orden”, agregó.

En este año, el Niño Viajero encabezará el Pase y los carros alegóricos circularán por la avenida Huayna Cápac. El vehículo con la imagen se estacionará en la calle Simón Bolívar, para que todos los fieles en sus carros alegóricos observen la imagen y continúen con el recorrido.

“No estamos prohibiendo de ninguna manera las distintas formas de manifestar la fe. En los próximos días realizaremos una rueda de prensa para dar a conocer los detalles, pero anticipamos que así como se dio apertura a los carros alegóricos, varias personas también podrán sumarse a pie, pero cumpliendo con los protocolos de bioseguridad”, señaló el secretario de comunicación de la Arquidiócesis de Cuenca.

Chicha

Una de las bebidas tradicionales que se reparte durante el Pase es la chicha. Como sugerencia por los protocolos de bioseguridad, se solicitó que no se haga la entrega durante el recorrido. “Las familias buscarán otro espacio para entregar la chicha. También se ha solicitado que se brinde en botellas, por temas de bioseguridad”, se refirió el sacerdote.

Padrinos

La Policía Nacional y los comerciantes del mercado 12 de Abril serán los padrinos del Niño Viajero en este año. “No solo se trata de una institución pública, sino que también se toma en cuenta a una institución que representa a los pueblos y comunidades”, dijo.

Sobrevuelo

El evento del próximo 24 de diciembre, tiene previsto iniciar a las 07:30, con un sobrevuelo por algunos sectores de la ciudad. A las 08:30 se trasladarán a la Catedral de la Inmaculada Concepción para la Eucaristía y una vez culminado se movilizarán al Pase del Niño.

Debido a la emergencia sanitaria por la pandemia mundial, el año anterior no se realizó el Pase del Niño Viajero y se dio un recorrido en el papamóvil, por diferentes sectores de la ciudad. En este año, tras la vacunación de gran parte de la población cuencana, la Arquidiócesis de Cuenca anhela revivir esta tradición de la iglesia católica.

Entre tanto, las religiosas del Monasterio del Carmen están elaborando el traje que lucirá el Niño Viajero. “Siempre es un vestido de gala porque es lo mejor que se entrega al Niño Dios”, finalizó el sacerdote. (JRU) (I)