Ministerio del Ambiente tiene lista la propuesta para delimitar las zonas donde no habrá minería en Cuenca

El proyecto minero Río Blanco, en Molleturo y Chaucha, está suspendido por una decisión judicial. Archivo
Publicidad

El Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica (MAATE) presentó al Municipio de Cuenca una propuesta para delimitar las zonas de recarga hídrica donde no se podrá hacer minería metálica en Cuenca. 

Y es que obligatoriamente tiene que hacerse esta división territorial una vez que, en la consulta popular del 7 de febrero de 2021, la población cuencana se pronunció en contra de la explotación minera.

Con este plebiscito se concluyó que no se puede explotar metales a gran escala en las zonas de los ríos Tarqui, Yanuncay, Machángara y Tomebamba; y a mediana escala en la del río Norcay.

Deben ser el MAATE y la municipalidad, esta última por medio de la Empresa de Telecomunicaciones, Agua Potable y Alcantarillado (ETAPA EP), las que hagan la demarcación definitiva. 

Áreas de recarga 

publicidad

Cristian Zamora, concejal de Cuenca y presidente de la Comisión de Medio Ambiente, del Concejo Cantonal de Cuenca, explicó que ETAPA ya tiene delimitadas áreas de recarga hídrica en estos sectores.

Recordó que cuando la Corte Constitucional del Ecuador (CEE) aprobó que se haga la consulta, dispuso que sea la autoridad del agua, en este caso el Ministerio del Ambiente, la que defina los sitios para que allí no haya minería.

“Esas zonas de recarga hídrica han sido aumentadas en una parte y disminuidas en otra, han disminuido en la zona que correspondería a la cuenca del río Machángara…”, precisó.

El Concejo Cantonal de Cuenca en 2020 identificó a esta última área y a otras dos: Mazán y Curiquingue-Gallocantana, como Áreas de Conservación y Uso Sustentable (ACUS).

Una de estas: Mazán, incluso ya está en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP), del MAATE, y por eso allí se tienen que proteger todos sus ecosistemas y biodiversidad. 

La información sobre la delimitación presentada por el MAATE aún no se ha hecho pública, por lo que a decir de Zamora ha solicitado por escrito estos datos para un análisis dentro de la delegación edilicia que preside.

“El ministerio ha enviado esta propuesta, ETAPA EP ha revisado y entiendo que han llegado a algunas concordancias y se ha remitido con sus observaciones de vuelta ya al ministerio…”, dijo Zamora.

Para Adriana Fajardo, ingeniera en medio ambiente, con la demarcación territorial que hagan el MAATE y ETAPA EP quedarán definidos los sitios donde no se podrá explotar metales.

“Una vez cumplido con esto se deberá aclarar qué ocurre con los proyectos mineros que ya están en desarrollo, pues la normativa legal no es retroactiva y no rige para lugares que ya están concesionados…”, dijo.

Para Fajardo es necesario que el Gobierno Nacional se pronuncie al respecto para iniciar un proceso de diálogo con los representantes de las compañías mineras que son las concesionarias.

Proyectos mineros

Lizandro Morales, ingeniero en minas, recordó que en Cuenca hay tres proyectos mineros: Loma Larga (antes Quimsacocha); Río Blanco y Ruta del Cobre.

El primero está listo para la etapa de explotación; el segundo está detenido por una decisión judicial; y el último, que está en la parroquia Chaucha, está en fase de exploración avanzada

En Loma Larga se ha calculado una reserva de 2.000.000 de onzas (oz) de oro y una inversión aproximada en todo el proyecto de 240.000.000 de dólares. 

En 1969 se descubrieron rastros de minerales, específicamente a cinco kilómetros (km) al sur de la denominada Caldera Quimsacocha. Está en los cantones de Cuenca, Girón y San Fernando. (I)