Cinco opciones seguras para despedir el año en Cuenca

El bar restaurante Jodoco se encuentra en la plaza San Sebastián.
Publicidad

La llegada de la variante del nuevo coronavirus Ómicron ha obligado a algunos gobiernos del mundo, entre ellos el de Ecuador, a adoptar medidas de bioseguridad en procura de evitar una propagación más agresiva y en efecto un aumento de casos. Por ello la celebración de este Fin de Año no podrá ser como en otros tiempos, con fiestas hasta el amanecer o resturantes o bares con aforo lleno hasta altas horas de la noche. Sin embargo, en Cuenca hay opciones para pasar una buena velada y despedir el 2021 de forma moderada, segura, pero especialmente agradable.

Es clave en esta coyuntura en que el SARS-CoV-2 no da tregua decantarse por alternativas de diferentes precios que incluyan lugares abiertos, ventilados, como terrazas, miradores, plazas, veredas en espacios públicos junto a la naturaleza e incluso algún lugar turístico fuera de la ciudad.

Aquí 5 opciones para compartir el Fin de Año con amigos, con la pareja o los compañeros de trabajo.

  1. 1- Jodoco

Ubicado en la plaza de San Sebastián, en el bar restaurante Jodoco se puede pasar la noche de Fin de Año con un interesante menú, vino, una gran diversidad de cervezas artesanales belgas y música suave como jazz, blues y soul.

El lugar cuenta con varias mesas ubicadas en su espacio exterior para cenar de manera segura en tanto se disfruta de la vista de una de las plaza e iglesias más bonitas de Cuenca. Una opción de corte romántico, íntimo, si la idea es comer al aire libre en medio de las luces que matizan San Sebastián.

publicidad

María Arroyo de Jodoco refiere que el menú de Fin de Año cuesta 18 dólares y se compone de una copa de vino rosado como aperitivo, una deconstrucción de sopa de tubérculos y langostino, como primer plato; roast beaf albardado en harina de almendra, rollo de pavo confitado y guarniciones, como segundo plato; y de postre waflles de Bruselas y helado.

Para quien quiera otras opciones, el bar restaurante también dispone de tapas, tablitas y alternativas vegetarianas

2-Negroni

Una alternativa para recibir el nuevo año contemplando la ciudad desde lo alto y al aire libre.

El restaurante Negroni se encuentra en el último piso del edificio de vatex, frente al Parque Calderón, sobre la calle Bolívar, y es otra posibilidad para cenar y despedir el 2021 de manera segura y en una atmósfera diferente.

Si bien tiene espacio para 90 personas, la noche del viernes tendrá un aforo del 50% dadas las disposiciones de las autoridades.

César Dávila, que trabaja en el lugar, señala que el menú tiene un costo de 35 dólares incluido impuestos y estará integrado por una entrada: pulpo al olivo; un plato fuerte ya con pork chop en salsa de ciruelas o pernil de pavo en salsa de naranja; dos guarniciones entre tres opciones: arroz navideño, puré de camote o ensalada gualdor; y de postre crocante de mora. El menú también incluye una copa de vino y un café.

Negroni también cuenta con comida internacional, carnes, mariscos, espumantes opciones vegetarianas.

3-El Chorro de Girón

Si las ganas sugieren un plan más relajado y dejar unas horas la vertiginosidad y el ruido de la urbe para recibir el año en medio de la belleza de la naturaleza, el parador Turístico El Chorro de Girón es una opción interesante. Ubicado a 45 minutos de Cuenca, en el lugar hay la posibilidad de cenar, acampar y pasar la noche, indica Andrés Illescas, propietario.

Incluso es posible ir unas horas antes de la celebración de Fin de Año y hacer actividades al aire libre como cannopy, pesca deportiva, pasar el puente tibetano y contemplar el primer chorro, que por las festividades está iluminado.

Para comer hay diversas opciones, cuenta Illescas, como la tradicional trucha, chuleta, pollo y caldo de gallina, que por lo general se acompañas de canelazo, para quien busca una alternativa al vino. Como el espacio al aire libre es bastante amplio, esa noche se podrá quemar el monigote de año viejo. Los precios oscilan entre 5 y 10 dólares.

4-Pizzo Tr3s Urbano

Un plan urbano pero sencillo y a la vez agaradable puede ser una cena en el Barranco, junto al río Tomebamba, en el restaurante Pizzo Tr3s Urbano, ubicado en el Paseo 3 de Noviembre y Escalinatas Juana de Arco.

El lugar tiene mesas en su espacio exterior desde donde se aprecia el corredor del río en medio de música suave y vino.

El restaurante dispone de una gran variedad de pizzas artesanales hechas 100 por cierto con masa madre y alimentos comprados a granjeros de la ciudad. Las salsas asimismo son de corte artesanal. Los precios del tamaño personal oscilan entre 4,25 hasta los 7 dólares que cuesta una pizza con aceite de trufa.

Para quien se decante por otro tipo de comida, la noche del viernes también habrá una opción vegana, canoli de berenjena, dos alternativas vegetarianas, canoli de morrón y lasagna de portovelo, así como un plato con carne, pasta en salsa bolognesa. Estas recetas cuestan entre 7 y 10 dólares

5-Hostería Dos Chorreras

Otra opción para salir de la ciudad y recibir el nuevo año en medio de la naturaleza es la hostería Dos Chorreras, ubicada en la vía a el Cajas, a 20 minutos de Cuenca.

Para la noche del 31 de diciembre habrá un menú especial y música en vivo. El menú tiene un costo de 48 dólares incluido impuestos y se compone de una copa de vino hervido de bienvenida, cena tipo buffet, espumante y uvas para el brindis.

Después de la comida en el lugar se ha preparado una pista de baile con Dj y mezclas en vivo en video.

La celebración incluye cotillón para la hora loca y la quema del monigote.

John Ángel, que trabaja en Dos Chorreras, comenta que la hostería también dispone del área de chocolatería y dulcería.