- Publicidad -
Inicio Actualidad Un plan contra el trabajo infantil da resultado en Paute

Un plan contra el trabajo infantil da resultado en Paute

Las autoridades municipales junto con el equipo técnico participan en las capacitaciones a los beneficiarios del proyecto de Erradicación del Trabajo Infantil. Cortesía

En el cantón ya se registran 80 familias beneficiarias.

El proyecto de Erradicación del Trabajo Infantil (ETI) surte efecto en el cantón Paute, nororiente del Azuay. En esta localidad se registran unas 80 familias beneficiarias del proyecto, de las cuales, cuatro están emprendiendo desde el año anterior con los conocimientos adquiridos para tratar de mejorar sus condiciones de vida.

El programa ETI está dirigido a los niños y adolescentes en condiciones vulnerables. En ese marco se involucra también a sus padres que, generalmente, por la falta de un trabajo con un salario fijo requieren de la ayuda de sus hijos para mantener a sus familias. Así, descuidan derechos importantes de los menores de edad como la educación, salud, entre otros aspectos.

Elvia, madre soltera de tres niños de 12, 13 y 15 años de edad, lleva alrededor de dos meses con un emprendimiento de comida. Ella, oriunda del sector de Chicti, puso en práctica lo aprendido en los talleres que recibe por parte del equipo técnico financiado por la municipalidad de Paute y el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), responsables del proyecto ETI.

Cabe recalcar que las acciones del programa -a más de preocuparse en la salud, educación y alimentación de los niños y adolescentes- se orientan a permanentes capacitaciones en ramas como gastronomía y manualidades.

Elvia, de 50 años de edad, elabora en su casa yogur, pan y almuerzos que vende a vecinos y a los obreros de construcciones cercanas. Esto le ayuda a mejorar los ingresos que obtiene como artesana para criar a sus hijos, pues se dedica a fabricar cucharas de madera y, en menor cantidad, a la siembra de hortalizas.

De acuerdo con información del Municipio de Paute, las tres familias restantes también están emprendiendo en actividades gastronómicas como complemento a sus labores, principalmente agrícolas. El Cabildo les proporciona espacios de comercialización, sobro todo, en los mercados.

Situación

Los 80 beneficiarios del proyecto ETI representan una tercera parte del total de las familias con niños y adolescentes en condiciones vulnerables que existen en Paute. Así lo informó Carlos Paucar, jefe de la Unidad de Desarrollo Social y Productividad del Municipio, quien aseguró que en el cantón se registran unos 240 casos identificados bajo esta condición.

La mayor cantidad de casos de trabajo infantil y vulneración de derechos se evidencian en los dos mercados del centro cantonal, así como en las parroquias rurales de Chicán, Dug-Dug y Bulán. Esto se lo conoce por las denuncias que recibe la Junta Cantonal de Protección de Derechos de Niños y Adolescentes que se elevan a conocimiento del Ayuntamiento.

Paucar aspira que -cuando se suscriba el nuevo convenio con el MIES para ejecutar el proyecto ETI en el 2022- se considere crear un equipo técnico más de atención con el afán de llegar a otros niños y adolescentes en extrema pobreza. De esta manera se podrá ampliar la cobertura en el cantón.

La municipalidad elabora en estos días los informes anuales para la liquidación con el MIES de los convenios del año 2021; entre estos, del proyecto ETI. El proceso es necesario para continuar con las actividades a favor de los grupos vulnerables. (BPR)-(I)

DETALLE

El proyecto va dirigido a niños y adolescentes de entre los 5 y 17 años de edad incluyendo a sus familias. De los 80 casos atendidos en Paute, 45 corresponden a mujeres y 35 a hombres.

Salir de la versión móvil