Amenazas de parte y parte siguen en el Consejo de Participación Ciudadana

Hernán Ulloa dirigió la sesión como presidente del Consejo de Participación.
Publicidad

La pugna que existe entre los dos grupos del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPC) están lejos de resolverse. El lunes 14 de febrero del 2022, el grupo de la mayoría, liderado por Hernán Ulloa, realizó su primera sesión, la cual, a los dos minutos de empezada, fue interrumpida.

Según Ulloa, que retomó la sesión a través de sus cuentas de redes sociales personales, la página oficial de YouTube del CPC sufrió un ataque, lo que interrumpió la sesión.

Ulloa advirtió a quienes causaron este daño que se los denunciará para que sean sancionados de acuerdo con el artículo 233 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que establece que una persona que destruya o cause mal funcionamiento de un bien público recibirá una pena de tres a cinco años de prisión.

La sesión de ayer se realizó de forma virtual, cada uno los consejeros se unió desde sus domicilios u oficinas, pues Sofía Almeida permanece en las instalaciones del CPC en Quito y se niega a salir.

Por esta razón ayer Ulloa informó que solicitará que la Policía Nacional acompañe al nuevo secretario designado ayer, Liberton Cueva, para que pueda ingresar al edificio, para que empiece sus labores.

publicidad

Por su parte ayer Sofía Almeida anunció que en las próximas horas ella también convocará a una sesión del pleno del CPC y advirtió que si los consejeros de mayoría, es decir Ulloa, Francisco Bravo, María Fernanda Rivadeneira e Ibeth Estupiñán no asisten, pedirá a la Asamblea que posesione a sus suplentes.

Además, Almeida remitió ayer una carta pública dirigida al presidente Guillermo Lasso, en la que le recalcó que a “la mayoría golpista a la que el poder está protegiendo”, tienen denuncias por irregularidades en la designación de autoridades.