- Publicidad -
Inicio Actualidad Sucesos Investigan la muerte de un menor electrocutado en un colegio de Quito

Investigan la muerte de un menor electrocutado en un colegio de Quito

La institución educativa donde un niño murió electrocutado. Captura de pantalla

Las autoridades ecuatorianas investigan el fallecimiento por electrocución de un menor en un colegio público del norte de Quito, según informó este viernes el Ministerio de Educación, un caso que ha vuelto a conmocionar a la sociedad y la comunidad educativa.

Los hechos ocurrieron el jueves cuando el estudiante, de 15 años y de nombre Daniel, se encontraba jugando al fútbol en el patio del colegio y al resbalar se agarró de un cable que lo electrocutó y provocó su muerte de forma inmediata.

La escena fue presenciada por sus compañeros, según indicaron a medios locales testigos y familiares de los escolares, que esta mañana se concentraron frente al centro educativo al que acusaron de no ofrecerles una respuesta de lo sucedido.

En un comunicado, el Ministerio de Educación aseguró lamentar «profundamente el fallecimiento del estudiante perteneciente a una institución educativa fiscal ubicada en el norte de la ciudad», y trasladó su solidaridad a la familia y la comunidad educativa.

Precisó que, a través de la Subsecretaría de Educación del Distrito Metropolitano de Quito, las autoridades de la institución educativa se comunicaron con los familiares del escolar fallecido y con el sistema de emergencias ECU 911, «como parte de las rutas y protocolos que deben activarse para casos como el suscitado».

«Al momento, se están realizando las investigaciones oportunas por parte de las autoridades competentes, para esclarecer lo ocurrido», refierió la nota oficial.

El Ministerio de Educación informó de que a fin de «precautelar la seguridad de la comunidad educativa» se han suspendido las clases presenciales en el centro educativo hasta contar con una «solución técnica en la infraestructura» del mismo.

Asimismo, personal técnico del Área de Gestión de Riesgos de la Subsecretaría analiza en la institución junto a técnicos de la entidad encargada de la energía eléctrica de la ciudad para identificar «con exactitud el problema registrado en la infraestructura del plantel y dar la solución técnica necesaria».

En paralelo, el Departamento de Consejería Estudiantil (DECE) ofrece contención emocional a la comunidad educativa y ha establecido mesas de trabajo con las familias del colegio.

El Ministerio de Educación también se mantiene en coordinación con la Policía Nacional y Medicina legal para conocer los informes correspondientes al caso.

A finales de abril otro caso en el que la víctima fue una escolar conmocionó Ecuador y generó críticas hacia la Cartera educativa.

Se trató del de una menor presuntamente violada por el conductor del transporte escolar de un centro de la capital ecuatoriana, quien fue capturado semanas después por la Policía y puesto bajo disposición judicial. EFE

Salir de la versión móvil