Gualaceo cuenta con tres miradores naturales

Marcela Reyes se toma una fotografía en el mirador Tres Cruces. En el sitio funciona el Museo Interactivo de la Pirotecnia Artesanal, de la familia Orellana. XCA
Publicidad

En Tres Cruces está el Museo de la Pirotecnia donde se hacen demostraciones del oficio.

Tres Cruces, El Progreso y Yabrum son tres miradores naturales poco conocidos de Gualaceo. Llegar a ellos es toda una aventura y al coronarlos se aprecia una imagen distinta del “Jardín Azuayo”, segundo cantón con mayor densidad poblacional de la provincia del Azuay.

El mirador Tres Cruces está a 2.440 metros sobre el nivel del mar y se ubica hacia el sureste, en la comunidad Zhiquil, de la parroquia rural Remigio Crespo Toral. Al lugar se accede por una carretera de segundo orden a nivel de lastre de aproximadamente dos kilómetros.

Aquí está el Museo Interactivo de la Pirotecnia Artesanal, de la familia Orellana que lleva más de 200 años elaborando los castillos, globos y “vacas locas” que animan las fiestas populares. El oficio lo han heredado de generación en generación.

Wilson Orellana y su esposa Marcela Reyes, de 34 y 29 años de edad, respectivamente, están a cargo del museo; ellos aprovechan del balcón natural para hacer demostraciones de la elaboración y quema de los juegos pirotécnicos.

En el mirador El Progreso, al norte, surge un emprendimiento gastronómico de un sargento en servicio pasivo que invirtió gran parte de sus ahorros tras 21 años en el Ejército ecuatoriano.

publicidad
Carlos Cajamarca, propietario del restaurante María Juana, muestra el mirador ubicado en el sector El Progreso. XCA

Se trata de Carlos Cajamarca, quien inauguró -previo a la pandemia- un restaurante ubicado a más de 2.300 metros de altura. El espacio lo adecuó con estructuras de madera, juegos infantiles y otros elementos que innova con el paso del tiempo.

Cajamarca nunca se imaginó que las destrezas y tácticas militares las cambiaría por el arte culinario, donde el cuy asado y las parrilladas son su carta de presentación. En su negocio también se brinda una oportunidad para que los jóvenes trabajen y puedan estudiar al mismo tiempo.

Mingas

Mientras tanto, el mirador Yabrum es el resultado de mingas y del financiamiento de los migrantes de la comunidad Parculoma que desde hace varios años abandonaron su tierra por buscar el llamado “sueño americano”. Una placa con fecha 25 de agosto de 2018 reconoce ese esfuerzo con los nombres de cada uno de los aportantes.

Luisa Guamantari y Aurelio Tigre forman parte del Comité de Pucaloma que construyeron el mirador de Yabrum. XCA

Yabrum se sitúa al oeste de Gualaceo y supera los 2.700 metros de altura, se caracteriza por contar con tres terrezas de madera, una especie de plazoleta y una capilla para adorar a la Virgen. 

Aurelio Tigre, de 72 años, recuerda con nostalgia el inicio del proyecto que esperan potenciar en este 2022. Una minga prevista para el próximo lunes será el punto de inicio para adecentar el sitio desde el cual se divisa incluso la parroquia El Cabo, del vecino cantón Paute.

 Los miradores están en puntos estratégicos y yacen como que custodiarán de forma silente la cabecera cantonal desde lo más alto de las montañas. (BPR)-(I)

Catálogo turístico

La municipalidad de Gualaceo impulsa un catálogo turístico para dar a conocer los atractivos naturales, así como la arquitectura, las artesanías, gastronomía, emprendimientos, entre otros recursos del cantón.

En el catálogo constan, por ejemplo, los tres miradores que son una alternativa que tienen los visitantes. Aquí se informa de las actividades que se pueden cumplir en el denominado “Jardín Azuayo”.

Eduardo Andrade, jefe del área de Desarrollo Económico y Turístico del Municipio, comentó que la administración prevé un proyecto para la señalización de los miradores. “El propósito es que los turistas puedan llegar desde el centro hacia estos balcones naturales”, aseveró el funcionario. (I)