- Publicidad -

Ñamérica

Andrés Martínez Moscoso @andresmartmos

Con este título, el cronista Martín Caparrós (Buenos Aires, 1957), presenta su obra (Penguin Random House, 2021), en la cual realiza un recorrido por más de 20 países y más de 400 millones de personas que comparten mucho más que una lengua, el castellano.

Una de las crónicas más conocidas del autor, fue “El Hambre”, (Anagrama, 2014), en la cual realizó un recorrido por el mundo, en el que reflejó este problema en las guerras, en la extrema pobreza, en la sequía y la inundación.

En esta ocasión, en cada capítulo el lector le acompaña en su viaje por las principales ciudades y capitales latinoamericanas, sumado el caso de Estados Unidos por la importante presencia de hispanohablantes.

Se puede decir que Caparrós desnuda la realidad de la región, a través de su narrativa y nos hace entender que los “ñamericanos” como él nos llama, somos más parecidos de lo que creemos.

El autor nos lleva desde los pequeños pueblos a las grandes metrópolis, de las cuales se destaca su comida, su folclor, su música, así como sus desigualdades, los problemas de inseguridad, así como males comunes tales como la corrupción y la falta de ética en la política por parte de los gobernantes.

Es curioso que, gracias al detalle con el cual se describe cada situación, en caso de que se conozca el país o ciudad al que se refiere Caparrós, es como si una volviese a vivirlo, mientras que, si no lo conoce, permite imaginarlo, disfrutarlo y por supuesto, quererlo visitar.

Sobre Ecuador, no se narra necesariamente sobre sus centros históricos conservados, o respecto a su biodiversidad, sino que se centra en la producción y exportación de banano, adentrándose en las inequidades de su producción y cadena de valor, y pone cara a quienes están del proceso, a través de sus historias de vida.

Sin embargo, no todo es color de rosa, y también destaca la violencia del continente que, si bien es cierto, no peleamos entre nosotros, son asesinadas cada año 100.000 personas, de igual manera se pone énfasis en los siglos de desigualdad en la que vivimos y que explica muchos de nuestros problemas, pues si bien es cierto no somos los más pobres (África), si los más desiguales.

Este libro recoge parte del proyecto que el autor inició con la revista “El País Semanal”, y que se completa con los viajes realizados a lo largo del continente, así como con otras narraciones previas que, reflejan el mestizaje, el sabor y lo bonito que es “Ñamérica”. (O)

Salir de la versión móvil