“Meta petrolera” sigue con decreto derogado

La eliminación del Decreto 95 no obstaculizará el proyecto de duplicar la producción petrolera, según Gobierno.
Publicidad

Una de las diez exigencias con la que la Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE) inició la jornada de protestas, que duró 18 días, fue la derogatoria del Decreto 95, en el cual, el Gobierno de Guillermo Lasso trazó la hoja de ruta que seguiría para cumplir una de sus metas: duplicar la producción petrolera durante su mandato.

En el Acta de Paz, firmada el jueves pasado, con la que se dio por concluido el paro nacional, el Gobierno se comprometió a derogar el mencionado Decreto, lo cual fue cumplido al día siguiente, el viernes 1 de julio, a través del Decreto 466.

Según Patricio Meza, técnico Ambiental de la CONAIE, lo que se buscaba con este pedido es evitar que la extracción hidrocarburífera avance sobre todo hacia el sur, a las provincias de Pastaza y Morona Santiago, donde existen planes de expansión.

“A la provincia de Pastaza, que es la más biodiversa y está en mejor grado de conservación, no han entrado las fuerzas productivas, en el sitio están siete nacionalidades. Además de Morona Santiago, donde tenían planificado expandirse bloques petroleros con la Décima Primera Ronda Petrolera, que implicaba cerca de 45 bloques más”, resaltó Meza.

Para el experto de la organización indígena, la cantidad de reservas petroleras que actualmente posee el país ni siquiera justifica la extracción, tomando en cuenta el daño ambiental y a la organización de las comunidades. “Es mejor dejarlo bajo tierra, porque el impacto es super alto, es en una zona multidiversa y plurinacional”, señaló.

publicidad

Sin embargo, como lo explicó Ítalo Cedeño, gerente de Petroecuador, la eliminación del Decreto 95 no obstaculizará en nada el proyecto de duplicar la producción petrolera, pues en el documento solo se establecían los 100 días para definir los lineamientos a seguir y, tanto la actividad, como el plazo, ya se cumplieron.

“Tengo una mala noti- cia a los que especularon con el Decreto 95 y sobre el cómo iba a afectar nuestra operación; es una mala noticia para quienes creían que con eso nos iban a boicotear, porque vamos a ir adelante con nuestras metas, vamos a ir adelante con los planes y proyectos que teníamos en mente”, recalcó Cedeño.

Según resaltó el principal de la empresa pública, la propuesta de duplicar la producción petrolera está basada en otras normas que no han sido derogadas ni modificadas, como la Ley de Petroecuador, la Ley de Empresas Públicas, la reforma a la Ley de Hidrocarburos y su Reglamento.

“Estas son las que nos regulan y con esos elementos legales no tenemos ningún problema para seguir con nuestras metas y objetivos; el Decreto 95 era para 100 días, que ya pasaron, ya nos dieron los lineamientos, ya hemos cumplido lo que ahí se estableció”, señaló Cedeño.

Mala imagen hacia el exterior

Aunque Fernando Santos Alvite, experto petrolero, coincide en que el Decreto 95 solo contenía lineamientos, sí considera que el paro nacional y la derogatoria de este documento emite un mensaje negativo a los inversionistas.

Fernando Santos Alvite, experto petrolero, analiza los impactos de resoluciones políticas.

“El problema es que los inversionistas que no están en el país pueden interpretar como que Ecuador se cierra a la inversión, el presidente debe aclarar que la inversión extranjera está permitida, porque la ley lo permite”, señaló el experto.

Además, Santos Alvite advirtió que la meta del Gobierno de duplicar la producción petrolera, que ya era “demasiado ambiciosa”, se verá afectada aún más con el compromiso adquirido de no ampliar la frontera petrolera, con lo cual, lo más probable es que, en lugar de duplicarse, la producción caiga. (ASM)-(I)