La Alborada, un “barrio verde” en Cuenca

Directiva promueve la economía social y solidaria, a través de su plan de trabajo. Entre los vecinos hay iniciativas a favor del ambiente.

El barrio La Alborada se presta para realizar diferentes actividades al aire libre como pasear en bicicletas. José Mosquera/El Mercurio
Publicidad

El barrio La Alborada, perteneciente a la parroquia Llacao, ubicado al norte de Cuenca, se caracteriza por su naturaleza y emprendimientos.
En este contexto, Patricio Bravo, presidente del comité barrial, manifestó que al interior de la directiva se propusieron un plan de conservación y gestión del medio ambiente.

Así, por ejemplo, han definido acciones concretas como la recolección de residuos sólidos, respaldada por la Empresa Municipal de Aseo (EMAC EP). “Capacitamos permanentemente a los vecinos para que manejen parrillas para los desechos en los horarios y lugares adecuados”, expresó.

Conscientes de la fertilidad de su tierra, los directivos apuntan paralelamente a promocionar los huertos comunitarios y familiares con el cultivo de hortalizas: rábano, lechuga, col, cebollines, etc, para promocionar el consumo de productos locales.

El plan de trabajo de la directiva también prioriza la salud de los vecinos con atenciones gratuitas, a través de brigadas médicas ejecutadas por una fundación.

Emprendimientos

Carmita Matute, vecina de La Alborada, señaló que los emprendimientos nacieron en la pandemia y se mantienen con el paso del tiempo, con el objetivo de consumir los productos que ofrecen los vecinos.

publicidad

En este lugar además puede encontrar una variada oferta gastronómica. Desde corviches, empanadas de verde, cuyes y pollos asados.
A la par, las manos hábiles de los habitantes de este sector elaboran artesanías, tales como: bordados y tejidos, que son promocionados, a través de un chat de WhatsApp.

Esta aplicación también sirve como herramienta para contrarrestar la inseguridad, pues mediante este canal de comunicación se alerta la presencia de personas sospechosas en el barrio.

La directiva adicionalmente gestionó el sistema de alarmas con el Consejo de Seguridad Ciudadana, mismo que será instalado en septiembre. Previamente, los habitantes tuvieron que participar en cuatro talleres de capacitación.

La Alborada forma parte de la Federación de Barrios de Cuenca, lo cual les permite vincularse con otras comunidades colindantes, tales como: La Dolorosa, El Cisne, Zhiquir, para promover la economía social y solidaria, así como consensuar algunas necesidades y plantearlas al GAD de Llacao.

Puente

Patricio Bravo hace un llamado a las autoridades municipales para plasmar la construcción de una pasarela o puente peatonal en el río Sidcay, mismo que unirá al barrio con dicha parroquia.

En este mismo lugar se piensa realizar un parque lineal en beneficio de la ciudad. “Es una obra es muy necesaria porque facilitaría el acceso de niños a sus escuelas y de los pobladores al centro parroquial”.


El mantenimiento de las aceras es otra necesidad de los pobladores del sector, así como el estricto cumplimiento de las disposiciones municipales en cuanto a retiros de viviendas se refiere.

Así mismo, se pide señalización de tránsito y la construcción de rompevelocidades y muros de contención en ciertas zonas de la carretera que con el tiempo y por la geografía empiezan a ceder.

Una de las necesidades que tiene la comunidad es la construcción de un puente peatonal en el río Sidcay. José Mosquera/El Mercurio

Los dirigentes del barrio La Alborada también señalaron que les hace falta un lugar donde puedan realizar capacitaciones, reuniones y talleres. (I)