Ley de Carrera Sanitaria

Publicidad

En el ámbito de la salud, sea en el sector público o en el privado, la premisa mayor es dar una atención médica de calidad a quienes la requieren.

Hay problemas de fondo, sobre todo en lo público. Falta de medicamentos e insumos, de personal de salud (médicos, enfermeras, entre otros profesionales del área), de camas, de laboratorios, y hasta de infraestructura física en algunos casos.

De eso se habla y mucho en estos últimos tiempos.

Pero poco, muy poco, han sido analizados los derechos del personal de la red pública de salud. Como en todas las actividades laborales, quienes son parte de ese sector, también tienen sus problemas, no siempre aceptados por los demás, ni siquiera conocidos.

El Pleno de la Asamblea Nacional aprobó el proyecto de Ley de Carrera Sanitaria, precisamente para velar por los derechos de ese personal. Esto redundará, como no puede ser de otra manera, en brindar un servicio médico de calidad a la ciudadanía.

publicidad

Las sugerencias hechas por los legisladores permitirán la aplicación adecuada de la norma, “conforme a las reglas del gasto público y sostenibilidad fiscal”.

La jornada de trabajo se aplicará en función de las unidades y los servicios de salud, respetando los derechos del personal sanitario, incluyendo los relacionados a la alimentación y el descanso.

En concreto, la norma, cuya gestación inició en 1998, “actuará como instrumento de gestión y regulación para promover el desarrollo integral del talento humano en salud, respecto a jornadas de trabajo, remuneración justa, reconocimiento, promoción, ascenso y permanencia de personal; la movilidad horizontal, el régimen de ingreso, modalidades de recambio, desvinculación; y, retiro”.

La inestabilidad laboral, hasta la precariedad, remuneraciones no siempre justas, desconsideraciones de todo tipo, como las sufridas por enfermeras, podrán ser aliviadas con la norma aprobada por la Asamblea.

La última palabra la tendrá el Ejecutivo. El sector a beneficiarse ha esperado tantos años.