El clima obliga a modificar la decimosexta etapa del Giro

Debido al cambio en las condiciones climáticas se obligó a modificar la decimosexta etapa del Giro de Italia.
Debido al cambio en las condiciones climáticas se obligó a modificar la decimosexta etapa del Giro de Italia.

La decimosexta etapa del Giro que debía disputarse entre Livigno y Santa Cristina Valgardena (Monte Pana, se ha visto recortada a causa de la «peligrosas condiciones meteorológicas previstas para la salida de la carrera, especialmente en el Giogo di Santa Maria o paso de Umbrail, situado a 50 km de la salida y con la cima a 2.498 metros.

En una situación confusa, por la mañana tuvo lugar una reunión de corredores en la que el pelotón votó «100%» evitar el Col de l’Umbrail y su peligroso descenso, por lo que habrían amenazado con no tomar la salida este martes por la mañana si no se modificaba el recorrido.

Los corredores salvarán el Col de l’Umbrail y comenzarán la etapa en Prato di Stelvio, lo que recortará la etapa en unos 80 kilómetros.

Tras la cancelación del Stelvio y su cumbre situada a 2.758 metros sobre el nivel del mar, ahora es el Giogo di Santa Maria, o paso de Umbrail (16,7 km al 7,2%), el que debería abandonar el recorrido debido a las condiciones meteorológicas.