Sentencia de 34 años de cárcel por asesinato a José Andrés V.

Laguna Napale donde fue abandonado el cuerpo del adolescente, el 23 de octubre de 2023. Cortesía
Laguna Napale donde fue abandonado el cuerpo del adolescente, el 23 de octubre de 2023. Cortesía

Se dictó una sentencia de 34 años de cárcel por asesinato a José Andrés V, mientras que una segunda persona procesada identificada como Jaime Alejandro V. se determinó su inocencia.

Ellos fueron procesados por el delito de asesinato del adolescente José Andrés V. B., en un hecho ocurrido en el año 2023.

Inocencia de Jaime Alejandro V. en el asesinato de José Andrés V.

La Fiscalía General del Estado presentará el recurso de apelación a la decisión emitida por los jueces, respecto al estado de inocencia de Jaime Alejandro V.

Italo Palacios, abogado defensor, señaló que existieron argumentos técnicos y científicos dentro de la investigación que determinaron la inocencia de Jaime Alejandro V.

Con este antecedente se dispuso su libertad del centro de privación de libertad.

“La justicia dijo hay un responsable, se queda preso y merece condena. Pero la justicia también dice que mi defendido no participó en la muerte del adolescente”, dijo el abogado.

El abogado Italo Palacios sostuvo que, existieron falencias en la investigación. “Estas son las reacciones de la ciudadanía que dan interpretaciones erradas.

En este caso tenemos llamadas telefónicas contundentes donde jamás el procesado -que hoy está libre- intervino en la muerte del adolescente”, recalcó.

Día del asesinato de José Andrés V.

Los hechos ocurrieron el 16 de septiembre de 2023. El adolescente de 17 años, se comunicó con sus familiares cerca de las 21:00 y estaba solo en la casa de su hermana en Challuabamba.

Horas más tarde, Jaime Alejandro V. -conviviente de la hermana del adolescente-, y su papá, Jaime Júnior V., se habrían dirigido al inmueble, conociendo que allí no habían más personas.

Según la Fiscalía General del Estado, se presume que aprovecharon la situación de indefensión de la víctima y lo agredieron con golpes.

Luego, tomaron colchas y una bolsa de tela color amarilla que encontraron en la vivienda para envolver el cadáver; el mismo fue llevado hasta el asiento posterior del vehículo del adolescente.

La Fiscalía General del Estado sostiene que Jaime Júnior V. condujo el vehículo del joven y Jaime Alejandro V. lo siguió atrás manejando el auto de su padre.

Alrededor de las 06:00 del día siguiente llegaron hasta la laguna Napale, en la vía Soldados, donde habrían colocado piedras en la bolsa para sumergirla en el agua.

Horas más tarde, la hermana del adolescente y otra persona acudieron al domicilio y no lo encontraron.

En la vivienda se hallaron las llaves de la casa que le pertenecían a la víctima y su vehículo.

En este último se encontraron el IPad y las llaves de las puertas del domicilio de Jaime Júnior V.

El 21 de septiembre de 2023 la Fiscalía dispuso las diligencias investigativas y formuló cargos en contra de Jaime Júnior V., a quien en la audiencia respectiva el Juez de la causa le dictó prisión preventiva.

El 23 de octubre de 2023, la Institución vinculó al proceso a Jaime Alejandro V., para quien también se ordenó prisión preventiva.

Para esa fecha, él había viajado a Argentina, donde fue aprehendido.

Hallazgo del cuerpo para investigar el asesinato

Tras 37 días de su desaparición, se encontró un cadáver en la laguna Napale, con las características de José Andrés V. B.

El cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición y al practicar las diligencias se determinó que el cuerpo correspondía a al adolescente.

Durante el juicio, la Fiscalía presentó los testimonios de la hermana y de la mamá de la víctima.

Ellas aseveraron que los dos acusados tenían problemas con el adolescente y que lo habían amenazado de muerte.

Además, la hermana declaró que, cuando acudieron al domicilio a buscar al adolescente, Jaime Alejandro V. había limpiado algunos sitios del inmueble.

Con el testimonio del perito que efectuó la experticia de audio, video y afines a las imágenes de las cámaras de seguridad ubicadas en la vía a Soldados.

Además, en el retén situado antes de llegar a la laguna Napale.

La Fiscalía General del Estado demostró que los dos acusados llegaron a bordo de los dos vehículos hasta el retén.

Jaime Alejandro V. se bajó del vehículo de su papá y se subió al del adolescente, y que desde allí continuaron juntos hasta llegar a la laguna.

Como parte del juicio se presentaron los testimonios del perito que practicó la autopsia médico-legal y de los agentes de la Policía que investigaron el caso.

Se procedió a la triangulación de llamadas telefónicas y de reconocimiento del lugar de los hechos y de evidencias, entre otros elementos probatorios. (I)

Más notas relacionadas: