Riesgos en la salud por el uso del celular al despertar

El uso del celular al despertar se ha convertido en un hábito común entre las personas, sin embargo, pocos consideran los efectos negativos que puede tener en la salud.
El uso del celular al despertar se ha convertido en un hábito común entre las personas, sin embargo, pocos consideran los efectos negativos que puede tener en la salud.

El uso del celular al despertar se ha convertido en un hábito común entre las personas, sin embargo, pocos consideran los efectos negativos que puede tener en la salud. Según la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC), los campos electromagnéticos generados por las radiofrecuencias de los teléfonos son «posiblemente cancerígenos» para los seres humanos.

La doctora Gabriela Guevara, médico internista del Hospital de los Valles, explica que el cuerpo humano absorbe energía de aparatos que emiten radiación electromagnética. Usar el teléfono inmediatamente al despertar obliga al cuerpo a omitir las etapas theta, cuando los sentidos están procesando información interna y el individuo se encuentra desconectado del mundo exterior, y alfa, el momento de absoluta relajación de la mente y el cuerpo. En lugar de estas fases de sueño, el cuerpo pasa directamente a la fase beta, caracterizada por ondas de sueño irregulares y rápidas, lo que genera una sensación de estrés y ansiedad debido al bombardeo de estímulos interactivos.

La especialista señala que la energía generada por el celular penetra en la cabeza y alcanza estructuras nerviosas como las meninges, el nervio óptico y el hipotálamo, llegando a elevar la temperatura del cerebro. «Este efecto térmico puede producir cambios en el metabolismo cardiovascular, la función endocrina y el sistema nervioso«.

Riesgos Frecuentes

Entre los riesgos más comunes al usar el celular inmediatamente al despertar son:

  • Aumento del estrés.
  • Alteraciones del comportamiento como depresión y ansiedad.
  • Pérdida de memoria y atención.
  • Cefalea (dolor localizado en la cabeza).
  • Insomnio y calentamiento de los tejidos cercanos al oído, con riesgo de aparición de cataratas y eritemas.

Además, la exposición a la luz artificial de las pantallas suprime la liberación de melatonina, la hormona que regula el ciclo de sueño y vigilia, alterando los ritmos circadianos y causando insomnio. Este fenómeno hace que el cuerpo crea que es de día, interrumpiendo el descanso adecuado.

Niños y adolescentes son los grupos más vulnerables a estos efectos, ya que requieren entre 8 y 10 horas de sueño para un desarrollo adecuado. Durante estas etapas, es crucial mantener buenos hábitos de sueño para asegurar un desarrollo psicofisiológico óptimo.

Recomendaciones

Para minimizar los efectos negativos del uso del celular al despertar, la doctora Guevara recomienda:

  • Limitar el uso del móvil a menos de dos horas al día.
  • Poner el teléfono en modo avión antes de dormir.
  • Establecer límites de tiempo específicos para su uso.
  • Crear zonas libres de teléfono en el hogar o trabajo.
  • Practicar el autocuidado con actividades que no involucren el teléfono.

Es importante seguir estas recomendaciones para preservar la salud. El uso prolongado del celular, especialmente al despertar, puede tener efectos negativos a largo plazo. Identificar y corregir estos malos hábitos a tiempo contribuye significativamente a mantener una buena salud física y mental.