Reactivar agro, reto parroquial

Algunas juntas han recibido transferencias del Gobierno correspondientes a febrero y marzo.

En la parroquia Paccha se efectúa la fumigación de diferentes sectores con apoyo del Gobierno Provincial del Azuay. XCA
Publicidad

Las 21 juntas parroquiales de Cuenca suspendieron momentáneamente la ejecución de obras y proyectos para priorizar las acciones de control, seguridad, desinfección, entrega de kits alimenticios, entre otras labores para enfrentar la emergencia por el coronavirus que, en la zona rural del cantón, sobrepasan los 100 infectados.

En su totalidad, formaron los Comités Parroquiales Emergentes (COPAE) que coordinan actividades con diferentes niveles de gobierno como Ministerios, Prefectura del Azuay, Municipio de Cuenca, representantes de sectores y comunidades.



Además, sus autoridades trabajan en planes de reactivación económica urgente, principalmente para fortalecer el agro que lo califican como la principal alternativa para salir de la crisis económica que deja la pandemia.

REALIDAD

En ese marco, parroquias como El Valle, manejan una campaña “agresiva” de concienciación sobre quedarse en casa y cumplir las medidas de seguridad y prevención emitidas por el Comité de Operaciones y Emergencias (COE) Cantonal. También cuentan con tres equipos de desinfección y perifoneo.

Fabián Carrión, presidente de la Junta Parroquial de El Valle, recalcó que los 14 casos registrados desde que inició la emergencia, de los cuales, cinco están recuperados, es mínimo en relación a los 35.000 a 40.000 habitantes que tiene la parroquia. “Somos la parroquia más grande en población del Austro, y manejar esa cifra de casos, es bueno”.

publicidad

Carrión indicó que las comunidades colocaron algunos controles en vías y entradas para precautelar la seguridad que respalda la Junta Parroquial, pero cumpliendo ciertas normas. Recalcó que entregaron 2.000 kits alimenticios y proyectan 1.000 más en los próximos días.

Apuntó que esperan por líneas estratégicas de quienes alimentan los presupuestos como Gobierno Central, Prefectura y Municipio para fortalecer los proyectos del agro, que será el reto para la reactivación económica.



En cambio, en Nulti (parroquia de menor población) hoy se cumple un mes desde que sus autoridades declararon la emergencia por dos casos confirmados de COVID-19, que con el paso de los días llegaron a cuatro contagios.

Damián Padilla, presidente de la Junta Parroquial de Nulti, indicó que frente a esto, tomaron medidas inmediatas como la adquisición de bombas de fumigación para desinfectar casa por casa “labor que continuamos haciéndola”.

Dijo que entregan kits alimenticios dados por la Prefectura, Municipio y MIES priorizando a los grupos vulnerables, “ya se han terminado, y requerimos de más… También debe existir mayor coordinación porque existen otros sectores sociales que entregaron kits, duplicando los que dimos nosotros, habiendo más necesitados”.

Padilla enfatizó que no han suspendido los proyectos productivos y emprendimientos en medio de las limitaciones, pero ahora se fortalecerá la inversión en estos, “los técnicos están trabajando, y mucha gente que antes no les interesaba participar, ahora quieren hacerlo”.

Agregó que como parte de la reactivación, plantean reabrir los mercados comunitarios que se desarrollaban los fines de semana en la cabecera parroquial y Challuabamba.

SITUACIÓN

Carlos García, presidente de Paccha y del Consorcio de Gobiernos Parroquiales Rurales de Cuenca, mencionó que con las acciones cumplidas por cada una de las juntas con el apoyo de la Prefectura y Municipio, se ha logrado controlar la propagación de casos de COVID-19. Recalcó que se priorizan cuatro ejes: sanitario, dotación de kits alimenticios, productivo y articular actividades por la seguridad ciudadana.

Sobre la entrega de presupuestos, García aseguró que hasta febrero recibieron la mayoría las transferencias del Gobierno “incluso algunas juntas las de marzo”; mientras los presupuestos participativos del Municipio los recibían puntualmente previo a la emergencia, “pero ahora se suspendieron porque las juntas no podemos seguir con lo establecido en los planes operativos anuales, cuyas obras debemos justificar para recibir más recursos”.

En Paccha se efectúa la fumigación de diferentes sectores con apoyo de Gobierno Provincial del Azuay. Cortesía

Enfatizó que con las transferencias del Gobierno “se ha podido mantener los gastos corrientes de cada una de las juntas parroquiales; y con los presupuestos participativos hemos efectuado reformas para utilizarlos en la emergencia”. (BPR)-(I)

12 CONTROLES EN MOLLETURO

Con la participación de las comunidades, en la parroquia Molleturo se controla el ingreso de pobladores de las provincias de Cañar y Guayas, especialmente de la última en mención considerada como epicentro nacional de contagios.

Carlos Morales, presidente de la Junta Parroquial de Molleturo, dijo que alrededor de 12 controles comunitarios funcionan las 24 horas del día por iniciativa de los pobladores que se turnan para restringir el paso de vehículos y personas.

Somos el cordón de entrada, es decir la barrera del Azuay con cantones como La Troncal de Cañar, y Naranjal y Balao del Guayas”. Aseguró que una sola muerte por COVID-19 (desde que inició la emergencia) se registra en la parroquia, y se desconocen de más contagios. (I)

DETALLES


Las parroquias solicitan al COE Cantonal que las resoluciones para cambiar de semáforo sean en función de un análisis científico y las capacidades de los hospitales; y no perder la atención por lo económico.
Aseguran que por no tener la competencia de salud, se les limita la compra de pruebas rápidas de COVID-19. Además, solicitan asesoramiento de la Contraloría para contrataciones.
Ven necesario que los diferentes niveles de gobierno articulen acciones para emprender proyectos de salud y productivos en el sector rural que garanticen alimentos e impulsen la economía.
Las entregas de kits alimenticios y labores de desinfección las coordinan con el Gobierno Provincial del Azuay y la Municipalidad de Cuenca para llegar a diferentes sectores.

CIFRAS


21 parroquias rurales tiene Cuenca, de las cuales, las más pobladas son: El Valle, Baños, Ricaurte, Sayausí y San Joaquín.
20.000 kits alimenticios entregaron las juntas parroquiales con apoyo de la Prefectura y Municipio, más su inversión propia.
500.000 dólares sería la inversión en total de las 21 juntas parroquiales rurales de Cuenca, durante la emergencia sanitaria.