Estudian posibles variantes de virus en Cuenca

Los resultados estarán listos en un máximo de 45 días

Publicidad

Que la variante británica o brasileña del coronavirus circule también en Cuenca no está descartado para un grupo de médicos que estudia el comportamiento del virus a través de pruebas PCR para generar medidas de prevención.

Una investigación efectuada por la Universidad Católica de Cuenca, la Clínica Latino y el laboratorio Bioncogen procesa 11.053 pruebas PCR para determinar este tipo de mutaciones y conocer cómo avanza la pandemia en la ciudad.

Alfredo Campoverde, PhD en Ciencias de la Salud y Magister en Biotecnología Molecular, quien está al frente del estudio, sostiene que los resultados definitivos estarán listos a más tardar en 45 días, pero basados en la experiencia de la Universidad San Francisco de Quito y la Universidad Espíritu Santo con un estudio similar, sospechan que se puede detectar al menos 20 variantes en Cuenca.

“Loja, donde se registra el caso de la variante brasileña, está muy cerca de Cuenca y el contagiado estuvo en una fiesta con 70 invitados, desconocemos quiénes más pudieron infectarse teniendo en cuenta que esta variante tiene una mayor carga viral y es en extremo contagiosa”, sostiene.

La importancia del estudio se basa en el análisis de la efectividad de la vacunación, ya que estudios internacionales demuestran que, por ejemplo, el poder de la inmunización baja en ciertas marcas con la variante británica y cae al 10 % en la variante Sudafricana que, de momento, no se ha detectado en el Ecuador.

publicidad

Según Campoverde, conocer cuáles son las variantes en Cuenca ayudará a que las autoridades de salud tomen prevenciones y no se confíen únicamente en la vacunación como solución a la pandemia.

Cifras

El estudio también arroja cifras sobre el nivel de contagio del virus en la ciudad que afecta a 24 de cada 100 personas que se practican una PCR, y no distingue de manera significativa entre hombres y mujeres.

Los más afectados por el virus son las personas que tienen entre 35 y 64 años de edad, seguidas por quienes oscilan entre los 25 y 34 años. Los investigadores coinciden en que las reuniones familiares y sociales son la principal causa de infección.

Campoverde recalca que este mes está siendo uno de los de mayor contagio desde el inicio de la pandemia, que tuvo su pico en agosto del año pasado con 845 casos por semana.

El médico e investigador Bernardo Vega indica que hay un promedio de 50 nuevos casos diarios en la ciudad y al menos una muerte por día, por lo que pide extremar las medidas de prevención como el uso de la mascarilla, el distanciamiento social, evitar reuniones y mantener una constante desinfección de las manos. (JMM)-(I)