- Publicidad -
Inicio Cuenca Exigen investigar muerte de madre y sus dos hijos

Exigen investigar muerte de madre y sus dos hijos

El padre de Mercy cree que su hija no se suicidó. Esperan que se aclare los decesos. IVM

Han transcurrido cinco meses del suceso y hasta la fecha el caso se encuentra sin resolver.

Con globos blancos y pancartas, llegaron la tarde del pasado viernes a los exteriores de la Gobernación del Azuay, los familiares de Mercy Morocho, quien fue encontrada muerta junto con sus dos hijos el pasado 30 de diciembre de 2020. Sus allegados exigen justicia.

Los familiares se concentraron en el Parque Calderón y en medio de gritos y llantos hicieron un llamado a José Jaramillo, gobernador de la provincia, para que se continúe con las investigaciones, pues ellos creen que las tres muertes habrían sido provocadas.

Ximena Morocho, hermana de Mercy, explicó que la Fiscalía del Azuay está investigando un presunto delito de femicidio; sin embargo, las diligencias judiciales no avanzan debido a que en este mes de abril tenían que hacer el análisis de un teléfono celular y cámaras de video vigilancia.

Agregó que la fiscal que lleva el caso les indicó que tienen que seguir esperando y detalló que esperan que los decesos de sus parientes sean esclarecidos y no quede en la impunidad.

Contó que el conviviente de Mercy actualmente está siendo investigado. Añadió que fue detenido y quedó en libertad tras conocer los resultados de la autopsia que determinaron que su familiar se suicidó y que los pequeños fueron envenenados y asfixiados supuestamente por su progenitora.

Familiares de Mercy Morocho vinieron del cantón Nabón para pedir justicia. IVM

Morocho sospecha que la pareja de su hermana, identificado como José Luis P., estaría supuestamente vinculado en las muertes, esto debido a que el ciudadano tenía otra pareja y fue también hallada muerta en el 2019 en similares condiciones.

Señaló que el día en que encontraron a sus allegados sin vida José Luis estaba en el domicilio. “Él no vio nada y tampoco escuchó ningún ruido”, acotó la ciudadana. Corroboró que prácticamente el conviviente es el único testigo.

Antecedente

La madrugada del 30 de diciembre José Luis se despertó y cuando fue a buscar a su esposa Nancy le encontró suspendida con una bufanda. El ciudadano intentó socorrerla y llamó al Servicio Integrado de Seguridad (SIS) ECU 911 a pedir auxilio.

Luego de unos minutos se percató que sus dos hijos mellizos estaban en un mueble inconscientes. Al arribo de los paramédicos se confirmó que los tres habían muerto. Esto ocurrió en la ciudadela Francisco Morales de la parroquia Hermano Miguel, al norte de Cuenca. (IVM)-(I)

Salir de la versión móvil