- Publicidad -
Inicio Cuenca Megaparques en Cuenca: solitarios y en deterioro

Megaparques en Cuenca: solitarios y en deterioro

Cuatro megaparques fueron construidos con una inversión que superó los trece millones de dólares. Hoy están en abandono.

El parque Ictocruz, construido en Turi, es uno de los más solitarios. XCA

Entre octubre de 2018 y marzo de 2019, el Municipio de Cuenca entregó a la ciudad los megaparques “La Libertad”, “De La Luz”, “Ictocruz” y “Tarqui – Guzho”, que forman parte del proyecto “Cinturón Verde”, cuya finalidad es elevar el porcentaje de área verde por habitante en el cantón. La inversión total en estas obras fue de 13’445.988 dólares.

Estos parques fueron implementados con la intención de mejorar la calidad de vida de la población y atender necesidades insatisfechas a través de mobiliarios e instrumentos para la recreación, deporte y ocio, tales como: rampas, asaderos, miradores, canopy, juegos infantiles, juegos biosaludables, espacios de escalada, deportes extremos, senderos, camping, pasarelas, servicios de cabalgata, baterías sanitarias, entre otros.

En un inicio, la concurrencia hacia estos espacios era bastante elevada, sin embargo, con el pasar de los años y con la llegada de la pandemia, estas millonarias obras han sufrido deterioro y abandono debido a la falta de mantenimiento y a la escasa promoción, así lo explica Cristian Zamora, presidente de la Comisión de Ambiente del Concejo Cantonal de Cuenca.

“Las áreas verdes de Cuenca han sufrido un deterioro completo en su generalidad. Como sabemos, la única área verde que ha incrementado en esta administración es el Jardín Botánico, que se inauguró hace poco tiempo (…) el cuidado, que está a cargo de la EMAC, ha sido desastrozo. Hay un descuido total, y claro, cuando no existe un mantenimiento adecuado, las personas no se sienten seguras en esos espacios o que tienden a ir a otros espacios acogedores y bien cuidados”.

La falta de atractores y el descuido en el mantenimiento de los parques ocasiona que estos espacios permanezcan solitarios. XCA

Zamora considera además que hace falta que se realicen actividades en dichos parques, y que la Municipalidad proponga una política pública de recreación y de uso de los espacios públicos y áreas verdes, para que se conviertan en atractivos y que la gente acuda de manera continua, no solo los fines de semana.

Respecto a esto último, la Empresa Pública Municipal de Aseo de Cuenca (EMAC EP), a través de su Departamento Técnico, indicó que dicha empresa ha suspendido la promoción del uso de canchas, parques y áreas públicas municipales, con el objetivo de evitar aglomeraciones, conforme lo solicita la “Ordenanza que regula las medidas temporales de prevención, contención, mitigación y control del COVID-19 en Cuenca”.

También detalló que antes de la emergencia sanitaria hubo un alto nivel de uso de estos parques, donde el Tarqui – Guzho fue el más utilizado por la población.

El megaparque Tarqui – Guzho es uno de los más visitados por las familias. Sin embargo, parte de su infraestructura está en malas condiciones. XCA

“Aun cuando la emergencia sanitaria condicionó el acceso de los ciudadanos a los parques, espacios como el mismo Tarqui – Guzho e Ictocruz han registrado en los últimos meses una afluencia constante de visitas”, dice un comunicado de la empresa.

En el caso de los megaparques Tarqui – Guzho e Ictocruz, un problema común es que no funciona el servicio de canopy. Sobre este tema, la EMAC EP informó que se está realizando la revisión respectiva para otorgar seguridad a los usuarios.

El megaparque Ictocruz es uno de los más despoblados. Uno de los atractivos de este espacio es el canopy, pero este servicio no está en funcionamiento. XCA

Por otro lado, los megaparques de La Luz y La Libertad, además de los espacios verdes, cuentan con áreas que fueron concebidas para generar actividades administrativas o para locales de servicios, sin embargo, a decir de Zamora, muchas veces el alquiler de estas oficinas o de los locales no ha tenido éxito debido a la falta de atractores.

“Ahora todo lo que se quiere tapar es culpa del COVID. La gente más bien tiene que estar en espacios abiertos, en las áreas verdes. La EMAC sabe que la gente no va porque tienen estos espacios descuidados y no tienen ninguna actividad, y se excusan en el COVID”, agrega Zamora. (LCH) – (I)

Salir de la versión móvil