Una iniciativa busca a niños talentosos en matemáticas para potenciar sus capacidades

El programa de Estímulo de Talento Matemático para los niños iniciará en octubre próximo y se extenderá por dos años. Xavier Caivinagua/El Mercurio
Publicidad

La Corporación Ecuatoriana para el Desarrollo de la Investigación y la Academia (CEDIA) abrió la convocatoria para la segunda edición de la iniciativa «Estímulo de Talento Matemático», mejor conocido como “Estalmat”, un proyecto que inició en la Comunidad de Madrid, y que, en menos de un lustro, se extendió por varias ciudades de España.

El objetivo será encontrar a los niños que tienen el talento para las matemáticas. Tanto la inscripción como la participación del programa no tiene ningún costo, ya que el objetivo es potenciar las habilidades de los niños.

¿Cómo participar?

Todos los padres podrán inscribir a sus hijos hasta el 20 de septiembre, a través de esta plataforma. Quienes se inscriban rendirán una prueba el 25 de septiembre. Los 20 mejores puntuados serán escogidos para que, desde octubre, empiecen con los talleres que se extenderán por dos años.


“Lo que nos interesa es que participe todo el público posible porque no tiene ningún costo. La experiencia que tuvimos con la primera edición fue grata porque los chicos de las parroquias rurales de Cuenca pudieron estar en “Estalmat”. Es bueno saber que hay talento matemático en todo lado”, dijo Andrés Pérez.

publicidad

Historia del proyecto

En 1998, el español Miguel de Guzmán cristalizó un proyecto que había buscado consolidar cuando era docente: contar con un programa que detecte, oriente y estimule de manera continua, y por dos años, el talento para las matemáticas entre niños de 12 y 13 años.

Con esa consigna nació Estímulo de Talento Matemático, mejor conocido como “Estalmat”, un proyecto que inició en la Comunidad de Madrid, y que, en menos de un lustro, se extendió por varias ciudades de España.

El programa ha tenido una gran acogida, a tal punto que las bases en las que se sostiene se han replicado en el mundo, incluido Ecuador. En 2019, la Corporación Ecuatoriana para el Desarrollo de la Investigación y la Academia (CEDIA) tuvo acceso a “Estalmat”, y al conocer su funcionamiento, lo replicó en Azuay, con el apoyo de la Real Academia de Ciencias de España, en una primera convocatoria que en un principio se desarrolló en la presencialidad y culminó, por la emergencia sanitaria, en la virtualidad.

Para la primera edición de “Estalmat” se receptaron 100 postulaciones, sin embargo, solo se escogieron a 20 niños luego de que superaran una prueba de aptitud.“Lo que hacemos es identificar a los niños que tienen los talentos en matemáticas. ¿Con qué fin? Pues, fomentar esas habilidades que se traduzcan a futuro en habilidades que concreten un proyecto”, explicó Javier Valdivieso, coordinador académico de CEDIA.

Para Valdivieso y las personas que son parte de “Estalmat”, los grandes matemáticos se convirtieron en tales cuando sus profesores les enseñaron de manera diferente. Y es precisamente lo que se buscó con “Estalmat”: adentrarse al campo infinito de las matemáticas con métodos distintos a los tradicionales.

La relación de la música con la matemática, cómo funciona una paradoja y cómo se puede resolver con las matemáticas, el por qué de las formas geométricas en la naturaleza, son algunos de los temas a los que acceden los niños en 32 talleres, cuyos contenidos son dictados por profesores que tienen habilidades en áreas específicas.

Entre los docentes que participaron en la primera edición estuvo Andrés Pérez, quien además es el coordinador de “Estalmat” y profesor de la Universidad del Azuay. Para él, el programa ayuda a encontrar a los niños curiosos, a los niños que les llama la atención las matemáticas y que tienen talento para resolver los problemas.

“Los chicos que participan en “Estalmat” son curiosos, ellos tienen curiosidad…Generalmente, no todos nos damos cuenta de lo que está pasando, de la relación de las matemáticas con el día a día, y hay otras personas que sí, y “Estalmat” está para las personas que sí se dan cuenta de peculiaridades matemáticas en el día a día”, dijo Pérez. (I)