Proveedor pide que se de prioridad a empresas nacionales

El Parque Eólico Minas de Huascachaca está ubicado en el límite de Azuay y Loja.
Publicidad

El Consorcio Noroccidental Atlas (C.N.A), que ofrece servicio de logística y transporte, hace un pedido público de revisión a las autoridades, especialmente del sector eléctrico, del país.

Esto es respecto al proceso de contratación de la logística dentro del contrato internacional para la fabricación, suministro y transporte de aerogeneradores para el Parque Eólico Minas de Huascachaca.

Este incluye el montaje, instalación, puesta en marcha, operación y mantenimiento de estos equipos. La obra es de la empresa Electro Generadora del Austro (Elecaustro), que está en Cuenca.

De acuerdo con el C.N.A, se estaría privilegiando la contratación de empresas extranjeras para el servicio de transporte del equipamiento desde el puerto en Machala, para la instalación de 14 torres eólicas.

En abril de 2020 Elecaustro firmó un contrato con Dongfang Electric International Corporation, de China, para el suministro, transporte marítimo y entrega de aerogeneradores. Esto por 45.680.000 dólares.

publicidad

Proyecto

El Parque Eólico Minas de Huascachaca está ubicado en la parroquia San Sebastián de Yuluc, en Saraguro, en Loja. Representa una inversión de cerca de 101.000.000 de dólares.

El C.N.A considera que para algunos servicios que requiere esta obra se debe dar prioridad a las empresas ecuatorianas, que están en capacidad de cumplir con los requerimientos que se les pide.

Para esta firma, representada por Nicolay Chávez Palacios, como presidente; y Juan Carlos Andrade, como vicepresidente, se deben generar oportunidades para la empresa nacional.

La empresa nacional está “tan golpeada por la pandemia y la ausencia de proyectos importantes que incentiven la recuperación…”, figura en un escrito, remitido al Ministerio de Energía y Recursos no Renovables.

Antonio Borrero, gerente de Elecaustro, explicó por su parte que, tras un proceso público y conocido por oferentes nacionales, firmaron un contrato con la empresa Dongfang Electric Corporation de Ecuador.

Esta firma se creó en Ecuador para que haga el montaje, instalación, puesta en marcha, operación y mantenimiento de los equipos para el Parque Eólico Minas de Huascachaca, por unos 11.000.000 de dólares.

Transporte

Dongfang Electric Corporation de Ecuador a su vez hizo una búsqueda con proveedores que cumplan con las especificaciones requeridas para el transporte de los equipos.

Finalmente optó por el consorcio Santa Fe-Transportes Montejo Huaschaca, que fue creado recientemente por Santa Fe-Transportes Montejo, de Colombia, que trabajó para la Central Eólica Villonaco.

Santa Fe-Transportes Montejo Huascachaca no tiene disponibilidad de equipos o personal localmente.

Tampoco cuenta con bases operativas en el país ni vehículos o maquinaria nacionalizada o con matrículas y certificados de equipos en el Ecuador a nombre de consorcio.

Asimismo, tampoco registra personal activo con contratos de trabajo ni afiliaciones al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

No consta con actividades ni pago de impuestos en el Servicio de Rentas Internas (SRI), ni dispone de un permiso de operaciones de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) para el transporte de carga pesada.

Finalmente los denunciantes están a la espera de una respuesta por parte de las autoridades del sector eléctrico, pues consideran que están en la capacidad de cumplir con este trabajo, y que los recursos se queden en el país. (CSM)-(I)

CONSTRUCCIÓN

El Parque Eólico Minas de Huascachaca tendrá 50 Megavatio (MW), lo que los convierte en el màs grande del país en este tipo.

Este proyecto eléctrico se ejecuta con un financiamiento del Banco del Estado (BDE) por 54.000.000 de dólares más recursos propios de Elecaustro.

Esta intervención contempla tres plataformas viales en Yuluc, una subestación de elevación en Uchucay de 34,5 a 138 kV y 15 aerogeneradores de una potencia unitaria del orden de 3,3 MW.

Este parque eólico aprovecha los fuertes vientos que hay en esta zona. Las corrientes de aire mueven un conjunto de palas, sostenidas en torres y conectadas a aerogeneradores.

DETALLE

La Empresa Pública de la Universidad de Cuenca está a cargo de la fiscalización de esta obra. Tiene el asesoramiento de dos firmas internacionales, de España y Francia.