El ingreso mensual de recicladores en Cuenca bordea los 125, 70 dólares.

Este proyecto fue uno de los 10 pilotos seleccionados por la ONU Ambiente, Social Life Cycle Alliance, y Life Cycle Initiative.

Pablo Jaramillo es uno de los 600 recicladores que existe en Cuenca, según el informe que se presentó ayer en el Aula Magna “Mario Vintimilla”, de la Universidad de Cuenca. Xavier Caivinagua/El Mercurio
Publicidad

Importantes conclusiones se sacaron en la investigación: “Análisis del Ciclo de Vida Social (ACVS), aplicado al Reciclaje de Cuenca”, desarrollado por el Departamento Interdisciplinario de Espacio y Población de la Universidad de Cuenca, a través del Proyecto Economía Circular e Inclusiva (ECI), con el apoyo de la Empresa Municipal de Aseo de Cuenca (EMAC).

Dolores Sucozhañay presentó los resultados del estudio. “Esta investigación fue realizada por varias instituciones que han apoyado y financiado este estudio para entender y mejorar la situación de los recicladores de una mejor manera, además de generar estrategias y aportar al desarrollo de políticas públicas a favor del sector”.

Para el efecto se aplicó la metodología de ACVS que evaluaron el impacto social que genera un producto o servicio, mediante cuatro puntos críticos: Recolección, Transporte, Pre procesamiento y Comercialización (precios justos), actividades ejecutadas por recicladores de base en Cuenca durante el 2019, que muchas veces pasan desapercibidas por la ciudadanía e instituciones. No obstante es vital para la parte ambiental y económica.

La investigadora detalló que la diferencia con otros estudios similares radica en el uso de escalas de referencia, que son niveles para medir cada uno de los indicadores, con base en leyes locales, internacionales y/o expectativas sociales básicas.

Agradecimiento

publicidad

Bertha Chalco, coordinadora de la Red Nacional de Recicladores del Ecuador (RENAREC), en nombre de sus compañeros agradeció por considerarlos en esta investigación. “Trabajamos desde 1998 y nunca hemos tenido la oportunidad de estar frente de las autoridades para exponerles nuestros problemas, a pesar de que nosotros siempre prestamos nuestros servicios en beneficio de la ciudadanía y el medio ambiente”.

Del mismo modo puso énfasis en que la mayoría de recicladores son mujeres, incluidas personas de la tercera edad, dato que consta en este estudio.

De su lado María Augusta Hermida, rectora de la Universidad de Cuenca, destacó que los resultados de la investigación son sorprendentes. “Es muy fuerte ver que el 80% de los recicladores son mujeres de avanzada edad. Este y otros datos nos abren los ojos sobre las políticas que se deben implementar interinstitucionalmente de la mano de la Academia y quienes toman las decisiones”.

La realidad

En dicha investigación también se señala que existen 600 recicladores en Cuenca, y solamente 270 están asociados y carnetizados por la EMAC-EP.

Asimismo se determinó que el promedio de los trabajadores es de 52 años. De ellos, el 20% son hombres y el 80% mujeres.

El ingreso mensual que consiguen los recicladores bordea los 125, 70 dólares.

Además, menos del 1% se encuentra afiliado en el seguro social, a pesar de realizar actividades de riesgo ergonómico, ya que cada obrero sufre una media de 3,5 lesiones al año.

A esto se suma el trabajo infantil, la falta de acceso a instalaciones sanitarias cuando cumplen el trabajo de recolección, así como la dificultad para trasladar los residuos.

Finalmente, el 51% asegura que ha experimentado algún tipo de discriminación, con una frecuencia de hasta 6 casos por años. A esta realidad se suma que muchas veces no se les paga los precios justos.

Otras cifras

Entre otros resultados se determinó que en Cuenca se generan 521 toneladas de residuos por día, cada ciudadano es responsable de 0,54 kilogramos.

Asimismo se concluyó que el 48% de los hogares clasifican sus residuos.

El 5,3% del total de los residuos se recuperan gracias a sus recicladores de base.

El estudio también revela los impactos en la ciudad. En 2019, los recicladores recuperaron 2.408 toneladas de material reciclable, mismas que fueron introducidas en cadenas de producción, en lugar de rellenos sanitarios.

Esta situación evitó la emisión de 14.940 toneladas de CO2-Eq; comparable a 9.000 vuelos trasatlánticos y generando un ahorro público de 225.000,000 dólares. (I)

Materiales que recuperan

-Papel/cartón 58,1%

-Plásticos de varios tipos 29,7%

-Chatarra metálica y electrónica 6.8%

-Vidrio 3,5%

Otros 1,9%