¿Y ahora?

Caroline Avila @avilanieto

Caroline Avila
Caroline Avila

El café comenzó a las 11. En los paisajes del santuario académico en el que me encontraba la inspiración para este artículo comenzaba a llegar.  Mi primera visita, el amigo académico, con la preocupación que es de tantos en esta ciudad. ¿Y ahora? Las posibilidades de la papeleta electoral, que se borroneaba entre cada sorbo de café, parecían más y más a una película de terror antes que una expectativa optimista. 

Luego llegaron las amigas, las que la pandemia prohibió encontrarnos.  ¿Y ahora? Era la misma pregunta.  La conclusión a la que rápidamente se llegó luego de un segundo café, fue que la ciudad se encontraba entre la improvisación y la decepción y que lo político versus lo anti político iba a ser la tónica de estos próximos meses.  Que en ninguna de las dos opciones había resultados.  El camino seguía siendo oscuro.

Luego llegó la amiga consultora. ¿Y ahora? Nos preguntábamos en medio del tercer café.  Su preocupación era la de armar un equipo solvente, porque la experiencia que la ciudad le había dejado en otros procesos le había enseñado que debía ser previsiva. Con ello la conversación fue hacia campañas pasadas en las que el ataque primó en la agenda y ella se preparaba para recibir algo similar. 

Me quedé pensando, con el cuarto café, la computadora, el mismo paisaje y la misma pregunta… ¿y ahora? (O)