Médicos cuencanos sin insumos suficientes para enfrentar pandemia

Los hospitales públicos mantienen el 100 % de ocupación en las camas UCI para pacientes COVID.

intext

“Estamos reemplazando los sedantes y relajantes con medicina menos efectiva, no podemos hacer más, estamos luchando sin armas” así explica Juan R. médico del hospital Vicente Corral Moscoso el drama que sufre el personal de salud en los hospitales centinela ante la falta de insumos.

La situación se repite en el hospital José Carrasco Arteaga del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) en Cuenca. Las enfermeras del centro médico celebraron ayer su día luchando contra la pandemia pero también contra la escases de medicamentos. “Estamos haciendo lo imposible para salvar vidas” señaló una de ellas, que prefirió omitir su nombre.

“Conseguir todo es muy difícil y estamos aguantando haciendo todo lo posible, no solo son pacientes COVID, aquí llegan de todo y a todo momento” comentó el personal del hospital del Seguro Social. “No podemos decir no vamos a atender, debemos hacerlo porque está en juego la vida, esto es cuestión de vida o muerte, todos los días” añadieron.

La situación se replica a nivel nacional, lo que se ve agravado por la alta ocupación de las camas de unidades de cuidados intensivos (UCI) en los hospitales públicos de Cuenca. Si bien el director del ECU-911, Juan Zapata, informó ayer que este indicador en el país es de un 92,5 %, en esta ciudad los centros médicos denominados centinela están saturados de pacientes.

Al ser consultado sobre el tema, el Coordinador Zonal 6 de Salud, Julio Molina, sostuvo que se están haciendo todos los esfuerzos necesarios para suministrar medicinas e insumos a los médicos y personal de salud, y que esperan pronto superar el problema.

publicidad

De manera extraoficial se conoció que parte de la problemática tiene que ver con que los proveedores de medicamentos e insumos no se encuentran en condiciones de emitir proformas para la compra de este tipo de artículos.

Mientras los insumos llegan, la esperanza de una reducción de pacientes se mantiene como una salida al problema. En la última semana hubo una ligera disminución de contagios pero aún no es suficiente para que los hospitales se descongestionen. Molina pidió mayor colaboración a la ciudadanía. (JMM) (I)