- Publicidad -
Inicio Actualidad Nacional La base del Impuesto a la Renta, entre los puntos críticos del...

La base del Impuesto a la Renta, entre los puntos críticos del primer debate de la Reforma Tributaria

El Pleno de la Asamblea Nacional inició el primer debate del proyecto económico urgente de reforma triubutaria. Cortesía Asamblea

El martes 16 de noviembre del 2021, se desarrolló en el pleno de la Asamblea Nacional el primer debate del proyecto de Ley Orgánica para el Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal tras la Pandemia Covid-19, presentado por el presidente Guillermo Lasso el pasado 28 de octubre y cuyo plazo para el análisis fenece el próximo 27 de noviembre.

Los nudos críticos evidenciados durante el debate de la norma, que tomó más de cinco horas y la intervención de 20 legisladores, se encuentran en la base para el nuevo sistema de cobro del Impuesto a la Renta, el impuesto sobre el patrimonio, el aporte especial de las empresas que ganaron durante la pandemia y el retorno confidencial de capitales del exterior.

En cuanto al Impuesto a la Renta, la propuesta inicial del Gobierno establecía que el tributo se incrementaría a partir de quienes perciban ingresos mensuales superiores a USD 2.000; el informe de la Comisión de Desarrollo Económico que se debatió ayer arranca la tabla a partir de USD 2.500, pero para los legisladores este monto sigue significando un golpe a los profesionales de la clase media, por lo que piden montos que van desde USD 3.000 o USD 5.000.

El asambleísta Pabel Muñoz (UNES) considera que el incremento debe producirse en quienes reciben más de USD 5.000 mensuales, pues un monto menor afecta “gravemente” a la clase media, sobre todo por la modificación a las deducciones a través de los gastos personales, que ahora puede llegar a USD 14.725 y con los cambios solo se permitirá USD 10.000, el Gobierno había propuesto USD 5.000.

Por parte de la bancada de la Izquierda Democrática, la legisladora Yeseña Guamaní, planteó que la base para el nuevo cobro debe ser de USD 3.000, pues coincidió con Muñoz en el aspecto de que la modificación al Impuesto a la Renta afecta a la clase media, la cual es la que más consume en el país, es decir, se terminaría frenando la reactivación económica que se busca con la reforma.

Esteban Torres, coordinador de la bancada del Partido Social Cristiano (PSC) ratificó la línea política histórica de la organización política, no permitirá el aumento de impuestos; según el legislador, con la propuesta actual el presidente Guillermo Lasso traicionó a su plan de trabajo presentado en la campaña, en el cual no se mencionó el incremento de tributos.

Los legisladores gobiernistas como Diana Pesántez justificaron el aumento y la creación de impuestos debido a la gran crisis económica que enfrenta el país, agravada con la pandemia de la covid-19, por lo que se hace necesario que quienes más tienen y mejor les fue en la pandemia aporten para superar esta etapa.

En cuanto a la deducción del Impuesto a la Renta, Pesántez puntualizó que Ecuador es el país de la región que mayor descuento permite, lo cual afecta a las arcas del Estado, que en este momento enfrentan un déficit superior a los USD 3.500 millones

Patrimonio, contribuciones especiales y exenciones

Entre los puntos que la Comisión de Desarrollo Económico mantuvo de la propuesta del Gobierno está el impuesto entre el 1% y el 1,5% que deberán pagar las personas que posean patrimonios superiores a USD 1 millón.

Mientras que el aporte a las grandes empresas sí fue modificado, el Gobierno propuso el pago a quienes tienen patrimonios superiores a los USD 5 millones, pero la Comisión lo dejó en USD 4 millones.

Sin embargo, Francisco Jiménez (CREO), ponente de la norma, puntualizó que no se producirá una doble tributación, como lo denunció el Comité Empresarial Ecuatoriano, pues quien haga este aporte como empresa, ya no contribuirá como persona natural.

En cuanto a la regularización de los recursos traídos del exterior a través del pago de un 5,5% de impuesto, lo cual ha sido fuertemente criticado por la bancada de UNES, Jiménez puntualizó que las inversiones solo podrán ser legítimamente adquiridas y que el pago del tributo no exime a las personas de la responsabilidad penal por dineros mal habidos.

En otros aspectos, la Comisión mantuvo la eliminación de obligatoriedad de llevar contabilidad a las empresas con ingresos brutos menores de USD 300 mil; la eliminación de Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los productos de higiene femenina y a los pañales económicos; la entrega de incentivos a quienes contraten a mujeres y jóvenes menores de 25 años; y se establece un nuevo mecanismo de solución de conflictos en el plano tributario.

Para el sector turístico, el más golpeado por la pandemia, podrá descontar el 100% de las pérdidas en el pago de impuestos durante los próximos 10 años y se establecerán tarifas del 0% al servicio de alojamiento. (I)

Salir de la versión móvil