Ni justa, ni reparadora

Ma. Isabel Cordero

Así se concreta la Ley de Aborto por Violación, una ley inconstitucional que deja de lado todos los argumentos legales y médicos que se debían considerar, desconociendo la realidad en que miles de niñas y mujeres se sumergen luego de una violación, una ley que responde a la negociación de votos y acuerdos internos, para quedar bien con sectores disfrazados de buenas intenciones y falsos moralismos.

El 80% de niñas y adolescentes que se embarazan producto de violación conocen su condición de embarazo sobre las 16 semanas, hablamos de niñas de 9 a 14 años, quienes están sometidas a las amenazas de su agresor, al desconocimiento de su cuerpo, siempre al control de otros.

Estamos cansadas de mendigar por nuestros derechos, de que se negocie nuestra dignidad, de que nuestra voz sea silenciada por decisores políticos indolentes que hablan desde sus privilegios. Y desde esta rabia la OLA va creciendo, y seguimos exigiendo una ley justa y reparadora, sin olvidar de que en la calle ya es ley. (O)

[email protected]