El presidente anuncia indulto a condenados por robo, estafa y abuso de confianza

Los beneficiados serán quienes ya cumplen con el requisito para acceder a la prelibertad.

Quito, 21 de febrero de 2022. Presentación de la estrategia Nacional de la Política Pública del Sistema de Rehabilitación Social, encabezado por el Presidente de la República Guillermo Lasso y la Secretaria de Derechos Humanos Bernarda Ordoñez. API/JUAN RUIZ CÓNDOR
Publicidad

El Sistema de Rehabilitación Social cuenta al momento con 34.828 detenidos en 36 cárceles con capacidad para 30.169 plazas.
Esas más de 4.000 personas que sobrepasan el límite son la principal preocupación del Gobierno. Por eso el presidente Guillermo Lasso emitió ayer un nuevo decreto para indultar a ciertos detenidos, con el objetivo de disminuir el hacinamiento.

Podrán beneficiarse de esta medida los sentenciados por delitos de robo, hurto, estafa y abuso de confianza, que hayan cumplido al menos el 40 % de la pena impuesta en caso de que se trate de personas sentenciadas bajo el Código de Procedimiento Penal anterior; y haber cumplido al menos el 60 % cuando se trata de condenados bajo el Código Orgánico Integral Penal (COIP).

Además, para acceder al beneficio no se podrá tener otras sentencias condenatorias, ni medidas cautelares vigentes en contra, tampoco contar con un proceso penal en investigación previa en su contra, ni haber sido sancionado disciplinariamente por la comisión de faltas prevista en el COIP desde su ingreso al centro de privación de la libertad.

El presidente Guillermo Lasso explicó que el objetivo principal de la medida es liberar de forma inmediata a los detenidos que han cumplido el porcentaje de su sentencia, que les permite aplicar la prelibertad, pero no han podido acceder al beneficio por la cantidad de trámites que se deben cumplir en el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de la Libertad (SNAI) y en el Sistema de Justicia.

Este es el tercer decreto que el presidente Guillermo Lasso emite con miras a disminuir el hacinamiento en las cárceles. En noviembre de 2022 fueron publicados dos decretos ejecutivos, el 264 y el 265, mediante los cuales se indultó a personas con enfermedades catastróficas y a quienes cumplían penas por delitos de tránsito.

publicidad

Rehabilitación

El anuncio del presidente se hizo en el marco de la presentación de la Política Pública del Sistema de Rehabilitación Social, que contiene 12 ejes de acción para contrarrestar los tres principales problemas que tiene el país en este ámbito: violencia interna, hacinamiento, y escasa posibilidad de rehabilitarse.

Los ejes de acción de la mencionada Política son: salud, trabajo en alianza con la empresa privada, educación en carreras técnicas, social, rehabilitación, deporte, cultura, información, infraestructura, recursos humanos, alianzas y convenios de cooperación con la Academia y los GAD.

Verdadera solución

El jurista Pablo Encalada había advertido sobre el bajo número de personas que se beneficiarían con los dos primeros decretos emitidos por el presidente Guillermo Lasso, y que no solucionarían en nada el problema del hacinamiento, pues no se había apuntado a quienes realmente congestionan las cárceles: las personas que cumple penas por delitos contra la propiedad y el microtráfico.

Por ello, considera que en esta ocasión sí se logrará un resultado efectivo, pues al menos la mitad de las personas estarían detenidas por delitos relacionados con robos y hurtos, y en la mayoría casos ya podrían acceder a la prelibertad.

“Si el sistema de justicia y la SNAI funcionaran bien, estas personas ya habrían salido, así que solo se está anticipando la salida de quienes ya deberían estar afuera”, dijo Encalada.

Según el experto, para solucionar el hacinamiento también se debería aplicar esta medida a los microtraficantes, pero esto será aún más criticado, porque se los asocia con los narcotraficantes y no se los considera como lo que en su mayoría son: “personas pobres que caen en este delito por necesidad”.