Alfredo Campo: «Sentí la fuerza de 17 millones de ecuatorianos en cada pedalazo»

Alfredo Campo tuvo una destacada participación en Tokio. Comité Olímpico Ecuatoriano
Publicidad

Alfredo Campo quedó muy cerca del podio olímpico en Tokio 2020. Tras una caída con la que debutó en estos Juegos Olímpicos el pasado miércoles durante las eliminatorias de BMX Racing, este jueves 29 de julio llegó a las semifinales a dejarlo todo.

Tuvo un arranque espectacular y se metió a la final como uno de los ocho mejores bicicrosistas olímpicos. Llegó en quinto lugar y se convirtió en el segundo ecuatoriano con mejor participación en Tokio, después de Richard Carapaz, oro en ciclismo de ruta.

En un video difundido en su cuenta de Instagram, Campo agradeció el apoyo del país: «Sentí la fuerza de 17 millones de ecuatorianos en cada pedalazo. Dimos absolutamente todo, dejamos la vida en la pista, en Japón, me voy tranquilo, contento, satisfecho…» expresó.

Alfredo corrió la final con la espalda y las rodillas aún lastimadas por la caída que tuvo en el primer día de competencias. «Gracias a mi equipo me pude levantar y soñar con la final».

publicidad

Campo recordó que desde que salió de sus casa a los 16 años soñaba con representar a Ecuador en una final olímpica. «Obtener un diploma olímpico es una alegría indescriptible, es el premio al trabajo que hemos venido haciendo en busca de alcanzar este sueño de haber llegado a disputar una final de BMX olímpica, todo gracias a Dios», dijo el ciclista en unas declaraciones difundidas por el Comité Olímpico Ecuatoriano (COE).

El cuencano es ahora parte de los deportistas ecuatorianos que mejor desempeño han tenido en Juegos Olímpicos, al ubicarse entre los cinco primeros puestos en sus competencias.

El diploma obtenido por el corredor es el segundo de la delegación ecuatoriana después del que obtuvo la halterista Angie Paola Palacios, al ubicarse en el sexto puesto de su categoría y que regresa hoy al país. (D)